El Centro de Laredo ampliará sus plazas de dependientes y contratará a 12 personas

El Centro de Laredo ampliará sus plazas de dependientes y contratará a 12 personas
DM

Los cambios anunciados por Díaz Tezanos implican una reordenación de las plazas ya existentes

DM .
DM .Santander

El Centro de Atención a la Dependencia (CAD) de Laredo contará a partir de comienzos del año que viene, al modificar la cuarta planta de este edificio, con 22 nuevas plazas para personas dependientes, por lo que se incrementará la plantilla con 12 nuevos auxiliares de enfermería o técnicos socio sanitarios.

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha explicado que la decisión de ampliar el CAD de Laredo responde a que «existe una importante demanda de plazas en la zona oriental de la región».

Según ha informado el Gobierno en nota de prensa, la cuarta planta del edificio cuenta actualmente con 35 plazas, entre habitaciones dobles e individuales, dedicadas a personas no dependientes y mayores por ingreso socio sanitario. El cambio acordado consistirá en dedicar 22 de esas plazas a personas dependientes, mientras que el resto seguirán destinadas a no dependientes.

El CAD de Laredo, con 130 plazas residenciales y un centro de día, es uno de los tres centros públicos con esta finalidad que existen en la región.

La vicepresidenta prevé un aumento de la demanda de plazas residenciales en Cantabria ante la «progresiva modificación» de la pirámide demográfica de edad, «con menos nacidos que fallecidos» y un incremento «notable» de la esperanza de vida.

Díaz Tezanos ha mencionado los «compromisos cumplidos» por parte del Ejecutivo regional desde que comenzó la legislatura en relación con la recuperación de la «plena» aplicación de la Ley de Dependencia, «en materia de número de personas atendidas, nivel de prestaciones, copagos y servicios adecuados».

Así, ha puesto como ejemplo la resolución y concertación de hasta 404 plazas entre residencias, centros de día y ocupacionales; el incremento de la intensidad del servicio de ayuda en domicilio prestado entre 20 y 70 horas de máximo según el grado de dependencia, y la reducción de los copagos entre un tres y un doce por ciento en prestación residencial.

La vicepresidenta ha asegurado que en los próximos meses se aumentará en Cantabria la ratio de personal y el coste de plazas públicas en centro concertados y se planteará un modificación de la relación de puestos de trabajo y de servicios de atención a la dependencia para los centros públicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos