Perros sí, suciedad no

El municipio cuenta con un parque canino. / i. b.

El Ayuntamiento busca concienciar a una «minoría» de dueños que no cumplen con su obligación y dañan la imagen del municipio

IRENE BAJO

El Ayuntamiento de Colindres ha iniciado una nueva campaña de concienciación para recordar a los propietarios de perros su obligación de recoger los excrementos de sus mascostas, tanto por una cuestión de salud ambiental, como por civismo.

La campaña consiste en la colocación de carteles informativos en zonas de recreo y espacios verdes, al tiempo que la Policía Local extremará la vigilancia con los dueños de animales y, si es preciso, multará a aquellos que incumplan la obligación de recoger las heces. El importe de las sanciones puede oscilar entre los 100 euros para las penas leves y los 600 euros para las muy graves, según se recoge en la Ordenanza de Tenencia de Animales aprobada en 2012.

Las sanciones por incumplir la ordenanza de tenencia de animales oscilan entre los 100 y los 600 euros

En un comunicado, el concejal de Medio Ambiente, Pablo Ruiz Soler, ha explicado que con esta iniciativa el Ayuntamiento de Colindres busca acabar con este problema, que «es generado por una minoría» y que «provoca malestar entre los vecinos, daña la imagen del municipio y puede acarrear brotes de insalubridad».

En palabras del edil del área, «se trata de fomentar actitudes responsables entre los propietarios de animales, promover el respeto entre todos los vecinos y mantener limpios los espacios públicos».

Por ello, Ruiz Soler, ha instado a que «esos pocos que no cumplen con su obligación, hagan un ejercicio de civismo, evitando sanciones innecesarias y ayudando a mantener nuestro municipio en las mejores condiciones de salubridad y limpieza». De igual forma, ha pedido la colaboración ciudadana al resto de vecinos para que pongan en conocimiento de las autoridades aquellos comportamientos incívicos.

El concejal de Medio Ambiente también ha recordado que el Ayuntamiento distribuye de manera gratuita bolsas para los propietarios de animales que estén censados y ha destacado que el equipo de Gobierno habilitó recientemente un parque canino ubicado en el entorno del Parque de El Riego, «dando respuesta a las peticiones realizadas por los propietarios de animales».

Razas peligrosas

Finalmente, el concejal ha recordado que los propietarios de razas consideradas potencialmente peligrosas, según el Real Decreto 287/2002, deben de tener una licencia especial, un certificado que acredite la inscripción del animal en el Registro municipal de animales que corresponda al domicilio del titular y un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros. En cuanto al día a día, el animal tiene que llevar bozal y estar siempre controlado mediante una cadena o correa.

En lo que respecta a los animales en general, la Ordenanza Reguladora de la Tenencia de Animales de Compañía recoge todo tipo de posibles infracciones, clasificadas como faltas leves, graves o muy graves que podrán ser penalizadas con multas que van desde 100 euros para las leves, 300 para las graves y 600 para las muy graves.

Cabe señalar que infracciones como estancia de perros en zona de juegos infantiles, no recoger las deposiciones de los animales de los espacios públicos o llevar el animal sin correa o cadena, entre otras, son consideradas faltas graves.

Sin embargo, los dueños de los animales gozan desde el mes de enero de un espacio propio de esparcimiento para los perros, que cuenta con cuatro estaciones de juego para los canes y papeleras para que los dueños desechen las heces.

Fotos

Vídeos