Educación abre la puerta a modificar el proyecto del instituto de Colindres

Instituto Valentín Turienzo. :: IRENE BAJO/
Instituto Valentín Turienzo. :: IRENE BAJO

El consejero dijo que sería un cambio menor, por lo que el proyecto de ampliación del instituto podría estar listo definitivamente «en uno o dos meses»

IRENE BAJO

El consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, ha mostrado su voluntad de llegar al «máximo acuerdo posible» con la dirección del IES Valentín Turienzo de Colindres y la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) sobre la ampliación del centro, y señaló que «si hubiera que hacer una modificación, sería de menor entidad», por lo que «en uno o dos meses podría estar definitivamente el proyecto». Así se expresó el pasado martes en Castro Urdiales, en un encuentro con los directores de los centros escolares de este municipio, preguntado por el asunto.

Mañanes reiteró que el proyecto no se ha modificado, como afirmó en enero la AMPA, sino que «siempre se ha mantenido» el que había encargado el anterior equipo de la Consejería, que se entregó el pasado verano y es «el que se ha encontrado este consejero».

Fernández Mañanes, que se reunió con los directores de los centros de Castro Urdiales, explicó, a preguntas de los medios, que la Consejería está estudiando el proyecto con la dirección del Valentín Turienzo, el AMPA y el Ayuntamiento, «para ver en qué medida podemos adecuarlo a las demandas que nos plantean». Según indicó el titular de Educación, «la voluntad en ese caso es la de llegar al máximo acuerdo posible y satisfacer así las demandas» del centro educativo.

La Consejería está estudiando el proyecto «para ver en que medida podemos adecuarlo a sus demandas»

Sobre las fechas en las que podría presentarse el proyecto definitivo, el Consejero añadió que «si hay que hacer una modificación sería de menor entidad y entendemos que en un mes o dos meses podría estar definitivamente el proyecto».

Cabe recordar que en diciembre del año pasado la AMPA alertaba sobre la posibilidad de que la Consejería de Educación estuviera estudiando para la ampliación del instituto de Colindres un proyecto menos espacios y presupuesto de lo comprometido inicialmente. Un extremo que ha negado la propia Consejería, pero que no ha enfriado la tensión en el municipio.

La AMPA reclama que el proyecto permita descongestionar las aulas y ampliar la oferta de FP

Posteriormente la Consejería salió al paso de las acusaciones de la AMPA, asegurando que el proyecto inicial era un edificio de dos plantas, «un diseño que se mantiene, al igual que se mantiene la inversión prevista en la reunión mantenida entre el alcalde de Colindres y el consejero de Educación, el pasado mes de octubre, que está cifrada en 1.400.000 euros, y que así aparece consignada en el presupuesto de 2018», según Mañanes.

Asimismo Educación defendió que la ampliación que se está estudiando «coincide con las necesidades» y se apoyó en que «así lo avalan las visitas de la Inspección de Educación y las reuniones con el equipo directivo del centro, en las que no se ha mostrado ninguna disconformidad con el proyecto» según indicaron.

Déficit de espacio

La necesidad de más espacios en el instituto de Colindres es evidente con los alumnos recibiendo clases en la biblioteca, el laboratorio o el salón de actos. La oferta de Formación Profesional es irrisoria y para que crezca es preceptiva la dotación de más espacios. La solución al primer problema estaría asegurada, pero para la comunidad educativa el proyecto actual solo servirá para descongestionar las aulas y no así para ampliar la oferta de módulos de Formación Profesional. Actualmente el I.E.S. Valentín Turienzo tiene cerca de 600 alumnos matriculados cuando está contemplado para albergar 400.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos