Laredo adjudica por 290.130 euros la reforma del antiguo Ayuntamiento

La antigua Casa Consistorial de Laredo se encuentra enclavada en el epicentro de la Puebla Vieja. / R. RUIZ

La empresa Senor se hará cargo de esta obra, que se ha retrasado después de que la primera licitación tuviera que ser anulada al detectarse errores en el proyecto

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El Ayuntamiento de Laredo ha adjudicado a la empresa Senor, por un importe de 290.130 euros, las obras de reforma estructural de la antigua Casa Consistorial, en desuso desde hace años y que pretende convertirse en un edificio multiusos. El inicio de las obras, que tienen un plazo de ejecución de nueves meses, tendrá lugar en los próximos días.

Como se recordará, el pasado mes de junio el Ayuntamiento pejino tuvo que sacar a concurso por segunda vez esta actuación después de que los técnicos municipales detectaran varios errores en el proyecto, que salió a concurso en mayo con un presupuesto base de licitación de 375.487 euros y un plazo de ejecución de nueve meses.

Dichos errores tenían que ver con el número de salidas y longitud de los recorridos de evacuación. En concreto, los fallos afectaban a la normativa de evacuación en caso de incendios, la colocación de uno de los tabiques y el sentido de la apertura de varias puertas. Ante los errores detectados por los servicios técnicos del Ayuntamiento, el responsable del proyecto hizo una serie de modificaciones y aclaraciones, que, en su opinión, «no afectan a la licitación de la obra, pues no modifican el presupuesto ni a los plazos de ejecución». Sin embargo, los servicios jurídicos del Ayuntamiento pejino entendieron que procedía volver a convocar un nuevo concurso, que se ha realizado por urgencia para acortar los plazos y que el inicio de las obras no se retrasara en exceso.

Según recoge el proyecto redactado por Agustín Lavín, se prevé una edificación diáfana con particiones interiores móviles dando como resultado multitud de alternativas de distribución en función de las necesidades y de la volumetría que se desee en ese momento. «No se pretende ninguna modificación de la envolvente actualmente protegida de la edificación, conservando por tanto su aspecto exterior como el volumen de la edificación».

Obras a realizar

Las obras a realizar consisten en la recuperación de una construcción deteriorada y poco acondicionada a la normativa actual. «El resultado es dotar a la edificación de una nueva distribución interior, la adecuación de los espacios a la normativa vigente y la obtención de espacios más modernos y actualizados, estableciendo nuevas prestaciones pero sin perder el aspecto inicial de la edificación».

La conveniencia de la realización de las obras, apunta el redactor del proyecto, «parece obvia por cuanto se trata de conservar el patrimonio arquitectónico existente y dado la ausencia de uso actual y las escasas condiciones de accesibilidad, seguridad y ornato que hoy dispone el inmueble exigen la realización de obras para su puesta en uso, conservación y adecuación a su entorno».

La parte interior del edificio se distribuirá en dos plantas, con espacios diáfanos y tabiques móviles para conseguir diversidad de distribuciones interiores en función de las necesidades en cada momento. En la planta baja se acordonará una sala enfocada a conferencias y actividades audiovisuales y en planta alta se proyectan cuatro salas con distintas opciones de distribución. En el caso de la parte exterior, el edificio respeta las dimensiones y estética originales, se resuelve con un único volumen muy compacto, con muros de piedra de gran espesor, huecos pequeños y carpintería de madera.

Fotos

Vídeos