Laredo rechaza revisar el convenio por el que adquirirá parcelas en la Puebla Vieja

Imagen de la parcela que adquirirá el Ayuntamiento/Abel Verano
Imagen de la parcela que adquirirá el Ayuntamiento / Abel Verano

PSOE, PP y PRC suman sus votos para dar validez al acuerdo plenario por el que el Ayuntamiento adquiere cuatro solares de Proinasa para saldar una deuda de la empresa de más de dos millones

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El equipo de gobierno socialista de Laredo, el PP y el PRC sumaron ayer sus votos para rechazar la moción de Sí Se Puede Laredo en la que pedían una revisión –inicialmente solicitaron la anulación– del convenio con Proinasa (Promociones Inmobiliarias Nates SA) –aprobado por PSOE, PP y PRC en un pleno de noviembre de 2015– por el que el Ayuntamiento adquiría cuatro parcelas de la empresa para saldar la deuda de más de dos millones de euros que ésta tiene con el Consistorio, como consecuencia de una sentencia del Tribunal Supremo, del año 2008, por la que se declaró nula una permuta que realizó la firma con el propio Ayuntamiento pejino.

SSPL solicitaba la revisión del acuerdo en base al informe de la letrada municipal en el que ésta admite que el convenio «contiene errores» y «que no puede asegurar la validez de las valoraciones (de las parcelas) del mismo».

El portavoz de IU, Alejandro Abad, volvió a mostrarse en contra de este convenio y la adquisición de parcelas para la rehabilitación de la Puebla Vieja, como ya manifestó en el pleno anterior y reclamó que se realicen unas nuevas valoraciones respecto a las parcelas que el Ayuntamiento pretende adquirir a través de este convenio para saldar la deuda con Proinasa. «Hay que solucionarlo cuanto antes».

De su lado, el portavoz del PRC, Pedro Diego, consideró que la moción no se podía tratar «sin un informe». «Estamos de acuerdo con adquirir esas parcelas y que se hagan unas nuevas valoraciones», apuntó, al tiempo que dijo que «se adquieren más bienes a través de este convenio que con otra propuesta que vemos que nadie a puesto sobre la mesa». Diego señaló que la Unidad de Ejecución Número 6, donde se ubican las parcelas que quiere adquirir el Ayuntamiento, «hay que ejecutarla en base al Plan Especial de la Puebla Vieja de Laredo». Una afirmación con la que coincidió el portavoz del PP, Ángel Vega, quien recordó que ya en la anterior legislatura «estábamos obligados a adquirir los terrenos de Proinasa y otros propietarios». «Todo el procedimiento es conforme a ley y solo hace falta la valoración definitiva de los bienes a compensar», subrayó Vega.

La oposición insta al alcalde a archivar el expediente abierto al arquitecto municipal

De su lado, la portavoz del PSOE, Rosalina López, también insistió en que «la ley nos obliga a recurrir a la expropiación» y recordó que «en esa zona está prevista una plaza pública que queremos ejecutar». «Estamos de acuerdo en adquirir solares por un interés público y social. Hacer la plaza es de obligado cumplimiento», aseveró.

El alcalde intervino en este punto para hacer un repaso histórico de todo el expediente y asegurar, entre otras cosas, que en su moción, SSPL «está pidiendo lo que ya solicitó en el recurso de reposición contra la aprobación del convenio».

Por otro lado, los grupos de la oposición (PP, PRC, SSPL e IU) sacaron adelante una moción –la edil del PSOE, Charo Losa, se abstuvo y los otros cuatro ediles socialistas votaron en contra– en la que pedían al alcalde que el archivo del expediente incoado al arquitecto jefe de servicio por incompatibilidad de funciones. En su propuesta, los cuatro grupos señalan que, por parte del arquitecto, «no ha existido mala fe a la hora de desempeñar funciones fuera del Ayuntamiento». «Solicitó compatibilizar sus funciones para tener dedicación normal, que permitía la compatibilidad parcial para el ejercicio profesional fuera del municipio, a lo cual se accedió en la última valoración de puestos de trabajo aprobada en mayo de 2011».

«No hay mala fe»

Por parte de la Corporación, según afirmaron, «se ha entendido lo mismo» hasta que estos grupos han recibido un informe jurídico municipal de 4 de diciembre que, de alguna manera fundamenta que su dedicación debe ser exclusiva, que hay incompatibilidad total para el ejercicio profesional más allá del trabajo a realizar en el propio Ayuntamiento.

Los cuatro grupos de la oposición coincidieron en que fue el propio Ayuntamiento el que le permitió al arquitecto tener un trabajo fuera de su actividad municipal, «por lo que no hay motivos para abrirle un expediente y llevar el caso ante la Fiscalía», según apuntó el portavoz del PRC, Pedro Diego. «El informe de la persona que dijo que podía compatibilizar su puesto en el Ayuntamiento es el de la misma persona que dice ahora que no». El portavoz de IU también sacó un documento del año 1996 en el que la jurídico municipal solicitó su compatibilidad como le fue concedido a los arquitectos de entonces. «La que lo pidió para ella, ahora dice que no».

De su lado, la portavoz del PSOE aseguró que el procedimiento administrativo se ha abierto en base a una denuncia de una persona y «debe seguir su correspondiente tramitación». «El expediente sancionador no está en manos de esta Corporación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos