Las rutas, una alternativa a la playa

Imagen de un grupo de participantes en una ruta medioambiental a su paso por Valverde.
Imagen de un grupo de participantes en una ruta medioambiental a su paso por Valverde. / DM .

El Servicio de Guías Turísticos de Laredo ofrece este año tres visitas culturales y cuatro medioambientales además de una para los más pequeños

Abel Verano
ABEL VERANOLaredo

La oferta turística de Laredo es amplia y variada. En la villa pejina no todo es playa durante los meses estivales. De ahí que una de la alternativas al arenal laredano, y que este verano está teniendo éxito debido a las malas condiciones climatológicas, sean las rutas. Desde el servicio de Guías Turísticos de Laredo este año ofertan dos grandes grupos de visitas guiadas: las rutas culturales y las medioambientales.

Según señala David del Río, director de la Casa de Cultura y responsable técnico del servicio de guías desde su puesta en funcionamiento hace 15 años, la singularidades del proyecto de rutas de este año respecto a otros servicios de visitas guiadas de otros pueblos son muchas. «La principal, que Laredo es atravesada de punta a punta por el Camino de Santiago, desde su entrada por Irío (límite con Liendo) hasta el Puntal, y su famosa barca. En esos 10 kilómetros los peregrinos van a recorrer todos los ecosistemas existentes en Cantabria (salvo el de alta montaña): acantilados, rasas litorales, praderías y landas atlánticas, playas, marismas... Aparte de un conjunto monumental único, y un espacio urbano francamente agradable y acogedor».

«Las rutas no sólo están dirigidas a los turistas sino a los vecinos de la localidad» «Las visitas son muy sorprendentes incluso para aquellos que viven en Laredo»

Elena González, coordinadora del servicio de guías, recuerda que las rutas son gratuitas, y únicamente se pide la asistencia con calzado y ropa adecuados. Dentro de las rutas culturales, considera una tarea de máxima prioridad dar a conocer el patrimonio cultural y artístico que enriquece Laredo, «porque conocer algo es valorarlo». Y no sólo están dirigidas estas rutas a turistas, sino que invita a toda la gente de Laredo a participar de ellas y a disfrutar de una forma diferente su pueblo. Las salidas de estas visitas se realizan desde el Ayuntamiento antiguo o Plaza de la Constitución.

Rutas

La ruta por la Puebla vieja (martes a domingo), según destaca González, es «muy sorprendente» incluso para aquellos que son del propio Laredo. «Se bucea en la historia medieval y moderna de la villa desgranando los edificios de las grandes familias de Laredo que siguen en pie, edificios civiles de la época, el paseo por las seis calles de la puebla (que siguen siendo las mismas que en época medieval y moderna y se siguen llamando igual) y el Arrabal del Mar (expansión de la puebla del siglo XIV), así como a las puertas medievales y modernas y a los fragmentos de muralla medieval que aún se conservan».

Estas visitas tienen una duración de una hora y cuarto aproximadamente. Las que se completan con la visita a San Martín (miércoles y viernes a las 11.00 horas) o a San Francisco (martes y jueves a las 17.00) tienen más duración, de una hora y tres cuartos aproximadamente (siempre dependiendo del grupo y demás).

La ruta a la Atalaya y túnel (martes a domingo) incluye una visita al fuerte del Rastrillar, fuerte de época napoleónica posteriormente reconstruido en época de Isabel II, que es un recuerdo del paso de los ejércitos de Napoleón por tierras cántabras (al igual que invadió los fuertes que conserva Santoña). Se visita igualmente el túnel que a mediados del siglo XIX se construyó atravesando la atalaya para construir al otro lado un puerto que nunca se acabó.

La tercera ruta cultural es la denominada 'Laredo urbano' (jueves y viernes 12:30 horas). Se trata de una visita que lleva al Laredo del siglo XIX y XX y, sobre todo, de explicar las raíces socioeconómicas que hacen del Laredo actual lo que es.

El servicio de guías turísticos y el Ayuntamiento de Laredo apuestan por la revalorización, compresión y disfrute del patrimonio natural «que también enriquece el pueblo»

Las cuatro rutas que se ofertan comienzan a las 10.30 horas en el antiguo Ayuntamiento o Plaza de la Constitución. La Subida a Valverde-Las Cárcobas (miércoles, viernes y domingos) tiene una longitud (ida y vuelta) de 5 kilómetros, con un desnivel de hasta 180 metros y una duración de aproximadamente dos horas y media. Se inicia la ruta en la histórica puerta de San Martín (dificultad media). La Subida al Pico del Hacha (martes y sábados) tiene una longitud de 8 km. con un desnivel de hasta 176 metros y una duración aproximada de dos horas y media (dificultad media).

La visita a las Marismas (martes y sábado) de 11 km no tienen desnivel en altura, por lo que se trataría prácticamente de un «paseo largo». Desde el punto de salida se camina hasta el Puntal, accediendo a través del regatón hacia Colindres, visitando la zona del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Dificultad media.

Finalmente, la Subida a la playa de San Julián (Liendo) es la ruta más complicada (dificultad alta). Su duración es de entre 3.30 y 4 horas (ida y vuelta), y presenta un desnivel de hasta 244 m. Se inicia esta ruta, al igual que la de Valverde, atravesando una de las históricas puertas de la villa, la Puerta de San Lorenzo, sendero que guía hacia Liendo, donde se encuentra esta hermosa playa enclavada en un paraje natural sin igual.

'Pequerutas'

Como novedad este año, el Ayuntamiento de Laredo ha puesto en marcha las 'Pequerutas', un servicio destinado a los más pequeños. Se oferta los martes de agosto a las 11:30 horas, previa inscripción. Se trata de una ruta por la Puebla Vieja adaptada para los más pequeños. «Consideramos primordial, si queremos revalorizar y conservar nuestro patrimonio, inculcar a los más pequeños la importancia que tiene». Esta ruta se organiza como una caza del tesoro guiada: se han perdido una serie de monumentos en Laredo (se les entrega un mapa en que faltan estos edificios o elementos históricos) y han de ayudar al despistado guía (que no tiene muy claro por dónde ir ni qué falta) a encontrarlos. Se trata de una iniciativa para niños y niñas de entre 8 y 12 años, con grupos máximos de 12, que está teniendo gran acogida.

Fotos

Vídeos