Las viviendas sociales de la Puebla Vieja ya tienen la licencia para ser habitadas

Imagen del edificio de las veinte viviendas sociales que ya pueden ser habitadas. /Abel Verano
Imagen del edificio de las veinte viviendas sociales que ya pueden ser habitadas. / Abel Verano

Obras Públicas espera que los adjudicatarios entren a sus nuevos hogares a lo largo del mes de febrero, un año y dos meses después de celebrarse el sorteo

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El conflicto de las persianas de las viviendas en régimen de alquiler social construidas en pleno centro de la Puebla Vieja de Laredo ha llegado a su fin. El Ayuntamiento de Laredo ha concedido al Gobierno de Cantabria la licencia de primera ocupación para que apartamentos puedan ser ocupados un año y dos meses después de que fueran sorteadas. Hay que recordar que el Gobierno regional destinó a alquiler social doce de las 20 viviendas construidas, puesto que las ocho restantes se reservarán para otros usos (cuatro se quedará el Ayuntamiento de Laredo para atender necesidades propias y otras cuatro Gesvicán para situaciones de emergencia).

Al final, el Ejecutivo regional ha tenido que sustituir las persianas por estores al considerar los técnicos municipales que incumplían el Plan Especial de la Puebla Vieja de Laredo. Y es que ambas administraciones han venido discrepando en los últimos meses en relación a este asunto. El Gobierno de Cantabria defendía que dicho plan no se opone a la instalación de persianas interiores (como es el caso de las de estas viviendas), y sí en el caso de que fueran exteriores. Para resolver esta discrepancia el Ayuntamiento de Laredo recurrió al departamento de Patrimonio de la Consejería de Cultura, que fue el encargado de informar sobre este asunto. Dicho departamento entendía que las viviendas, tal y como están construidas, no vulneran el Plan Especial de la Puebla Vieja, con lo que, según el Gobierno de Cantabria, no había ningún motivo para que las viviendas no pudieran ser ocupadas de inmediato. Pero el informe de Patrimonio no era vinculante, con lo que el Ayuntamiento mantuvo sus tesis.

Según informaron desde la Consejería de Obras Públicas, que ya han inscrito el edificio en el Registro de la Propiedad, la intención es que las viviendas puedan ser ocupadas a lo largo del mes de febrero, «en un mes aproximadamente». Los inquilinos tienen ese plazo para hacerse con los muebles que ocuparán sus nuevas viviendas, ya que el Gobierno regional lo único que facilita son los muebles de la cocina y electrodomésticos y el alta de la luz, el gas y el agua. El resto corre por cuenta de los ocupantes de las viviendas, que pagarán una media de 350 euros al mes de alquiler, dependiendo el tamaño de cada piso.

Ampros ha adquirido un bajo comercial como residencia y pretende alquilar dos pisos para compartir

Como se recordará hubo varios vecinos que renunciaron a estas viviendas al conocer las condiciones a las que tenían que atenerse. Una de ellas la revisión cada cuatro años de sus condiciones personales. Es decir, si su situación económica mejoraba debían abandonar la vivienda para que otra familia más necesitada la ocupara. El problema planteado por alguno de los 'agraciados' en el sorteo era: «¿Y qué hago entonces con los muebles que he comprado para esa vivienda?». Una de estas personas, que renunció a la vivienda asegura haber recibido hace unos días una llamada de Gesvicán para saber si le interesaba la vivienda meses después de rechazarla, a lo que dijo que no si se mantenían las mismas condiciones. La Consejería de Obras Públicas asegura que han renunciado a las viviendas un 40% de los que eran adjudicatarios y lo que está haciendo Gesvicán, la empresa pública que las ha construido, es llamar a los suplentes. «Los precios del alquiler los marca el Plan Estatal de Vivienda», matizaron.

Locales

Por otro lado, Obras Públicas anunció que Ampros (Asociación Cántabra en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual) ha adquirido uno de los bajos comerciales que estaban a la venta para «convertirlo en una pequeña residencia» y quiere alquilar dos pisos para que los compartan algunos asociados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos