El arzobispo de Manila atraviesa la Puerta del Perdón

El arzobispo de Manila en Liébana/Pedro Álvarez
El arzobispo de Manila en Liébana / Pedro Álvarez
Liébana

Luis Antonio Tagle reconoció que es una gran bendición para él y para su familia estar en el Monasterio de Santo Toribio, en presencia de la Santa Cruz donde murió el Señor

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

El cardenal de Filipinas, Luis Antonio Tagle, ha acudido en la mañana de este domingo a Santo Toribio de Liébana a visitar la Puerta del Perdón. En su recorrido, Luis Antonio ha estado acompañado del cardenal Carlos Osoro; del sacerdote de Tagle, Baldomero Maza; de sus padres, hermano y familiares. Eran las 10,30 de la mañana cuando el cardenal descendía del autobús que le conducía al Monasterio de Santo Toribio de Liébana dentro del viaje que está realizando este fin de semana en Cantabria, y que se inició el pasado sábado, en la localidad de Tagle (Suances), donde tiene sus raíces. A la llegada al monasterio, fue recibido por el obispo de Santander, Manuel Fernández Monge; el padre guardián del monasterio, Juan Manuel Núñez, y por Manuel Bahillo, director de la Sociedad Año Jubilar Lebaniego.

El cardenal Tagle después de atender a muchos peregrinos que llegaban en esos momentos al monasterio cruzó la Puerta del Perdón para cumplir con el rito del Año Jubilar. Juan Manuel Núñez, Padre Guardián, le explicó brevemente la historia del monasterio, pasando a continuación hasta la capilla del Lignum Crucis, donde le entregaron la Reliquia de la Cruz, y dio la bendición a todos los fieles.

Seguidamente, después de pasar por el claustro, entró en la sala de atención a los peregrinos, donde toda la familia recibió la credencial de la Lebaniega como recuerdo de la visita, y Manuel Bahillo le hizo entrega de un libro del Año Jubilar, editado por el Gobierno de Cantabria. El cardenal y arzobispo de Manila concluyó su visita firmando en el libro de honor del monasterio lebaniego. Escribió en castellano y después en inglés la siguiente frase: «Una gran bendición para mi familia y para mí venir aquí en la presencia de la Cruz de Jesús, nuestra gloria y esperanza» y finalizó escribiendo en filipino: «Que recibamos la bendición de Dios misericordioso».

Luis Antonio Tagle, reconoció al concluir la visita al monasterio, que era una gran bendición para él y para su familia estar en el Monasterio de Santo Toribio, en la presencia de la Santa Cruz donde murió el Señor. «Para nosotros, para el mundo católico cristiano, la Cruz de Jesús es uno de los más importantes símbolos de la fe. Es un recuerdo de la fuerza del pecado, que mata también las personas inocentes como Jesús. Pero en Jesucristo la Cruz es también un símbolo de la victoria del amor» y finalizó diciendo que «el amor es más fuerte que la muerte y cuando una persona vive en amor, los sufrimientos, las sombras de la vida, son superados, porque el amor es la Gloria del Señor».

«El amor es más fuerte que la muerte y cuando una persona vive en amor, los sufrimientos, las sombras de la vida, son superados, porque el amor es la Gloria del Señor» Luis Antonio Tagle

Por su parte, el cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, manifestó que «la presencia hoy aquí del cardenal de Filipinas, supone la universalidad y el catolicismo de la iglesia». Además, añadió que «ya que es el país católico de Asia, en el que España tuvo una singular importancia en la transmisión de la fe, supone por ello el agradecimiento a través del cardenal, de todo lo que es el anuncio del Evangelio en Asia». Por último, recordó que «el cardenal es además el presidente de Cáritas Internacional, y lo que quiere hacer es transmitir el amor a los hombres, y la adoración de la Cruz, que es de donde nos viene la salvación, y una manera de entender la vida, que es entregándosela a los demás. Por eso, es muy bonito que haya llegado al monasterio y besado el trozo más grande de la Cruz, con esa devoción y esa adoración que el manifiesta por la entrega del amor de Dios a los hombres».

«La presencia hoy aquí del cardenal de Filipinas supone la universalidad y el catolicismo de la iglesia» cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro

Por su parte, el obispo de Santander, Manuel Fernández Monge, dijo que «es muy importante y es un momento gozoso, que el cardenal y arzobispo de Manila, visite este domingo el monasterio durante el Año Jubilar, por invitación mía y del cardenal Carlos Osoro. El cardenal Tagle me ha dicho que es poco conocido el santuario de Santo Toribio, pero que él se va a encargar de que conozca desde ahora mucho más en todo el mundo».

Finalmente, Manuel Bahillo, director de la Sociedad Año Jubilar, señaló que «el obispado se está volcando con la celebración del Año Jubilar, involucrando a las parroquias de la diócesis, y desde el Gobierno Regional tenemos que agradecer tanto esas visitas al monasterio, como las de personalidades de la iglesia, como es el caso de la visita de hoy del cardenal Tagle. Al monasterio ya han llegado tres grupos de visitantes de Filipinas, y la presencia del cardenal en una zona con tanta importancia por la presencia de la iglesia católica, va a ser muy importante por la difusión que se dará».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos