El banquero Carlos Hazas recibe la distinción de 'Vecero de Liébana'

Carlos Hazas recibió la distinción de manos de Rosa Mier y en presencia de familiares y de anteriores veceros./
Carlos Hazas recibió la distinción de manos de Rosa Mier y en presencia de familiares y de anteriores veceros.

El director territorial de Banco Santander recogió este domingo el galardón en el transcurso de una comida organizada por la Agrupación Lebaniega de Santander en el Hotel Chiqui

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

La Agrupación Lebaniega de Santander rindió este domingo un  homenaje a Carlos Hazas, director territorial para Cantabria de Banco de Santander, entregándole la distinción de 'Vecero de Liébana 2017' en el transcurso de una comida celebrada en el Hotel Chiqui de Santander, a la que asistieron un centenar de personas.

Además de la esposa del homenajeado, Macarena, acudieron hijos; nieto; hermanos, compañeros de trabajo y amigos. Por parte de la asociación, asistieron Noli Guardo, Noli Floranes, Mariano Linares, Juan Álvarez, Francisco Sebrango, Severo Rivas, Caridad González e Iris Ruiz. También asistió Javier Gómez, alcalde de la villa de Potes.

Rosa Mier, presidenta de la agrupación, que fue la encargada de iniciar el acto, dio lectura a una semblanza. Recordó la historia de la agrupación, creada en el año 1972, y los 28 títulos de 'veceros' entregados a lo largo de estos 24 años. Con respecto a Carlos Hazas, dijo: «Hemos tenido la complicidad de dos buenos amigos, Germán Cerezo, compañero en el Banco de Santander y de Luis Soberón, amigo de la infancia en Mieses, para conocer más detalles de tu vida, sobre todo la que está vinculada por línea familiar a la casa de Mieses». Mier, en su intervención dijo a Hazas que «queremos que sepas de que los lebaniegos estamos orgullosos de que formes parte de nuestra lista de veceros».

Seguidamente, intervino Fernando Bolivar, del Banco de Santander; Elvira Queimadelos, que dio lectura a una carta de su tío Ángel Sánchez de la Torre, que no pudo asistir por el fallecimiento reciente de un hermano; Raquel Soberón, hija de Luis Soberón (amigo íntimo del banquero), dijo unas palabras de agradecimiento en nombre de su padre; Soco Sandi recitó una poesía del lebaniego J. Antonio Casares.

Finalmente llegó el turno del homenajeado, Carlos Hazas, que recordó que «aunque nací en Santander, me bautizaron en Santo Toribio y algo me debió de quedar de aquellas aguas que me echaron los frailes entonces». Señaló que sus «primeros recuerdos de infancia los tengo en Liébana, en Mieses, en la casa de mi abuelo, en las fincas y prados donde, acompañado por mi amigo Luis, íbamos a arrear las vacas todos los días después del ordeño para llevarlas a los prados. Esas vivencias me han enseñado a lo largo de mi vida que la educación, la cultura, el conocimiento de la historia y de nuestras tradiciones siguen siendo claves en el futuro para poder seguir progresando, pero sin dejar de lado los principios y valores que son los que nos han llevado a ser lo que ahora somos».

El acto concluyó con el Coro Ronda Altamira, que interpretó diversas tonadas del folclore.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos