Cantabria «salda una deuda» a título póstumo con el jurista lebaniego Eduardo García de Enterría

DM .
Potes

Miguel Ángel Revilla entregó la medalla de Hijo Predilecto de Cantabria a su viuda, Amparo Lorenzo, en un emotivo acto en el Centro de Estudios Lebaniegos

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZSantander

Miguel Ángel Revilla, presidente del Gobierno de Cantabria, hizo entrega en la jornada de ayer a Amparo Lorenzo, viuda de Eduardo García de Enterría, de la medalla de Hijo Predilecto de Cantabria, a título póstumo, y del diploma acreditativo del galardón, en un acto solemne que se desarrolló en el Centro de Estudios Lebaniegos de la villa de Potes. El presidente regional, afirmó en su intervención que la concesión del título de Hijo Predilecto de Cantabria a Eduardo García de Enterría «repara una injusticia» y salda «una deuda con una de las figuras más grandes de Liébana y de Cantabria» y destacó que «esta distinción es testimonio de agradecimiento hacia García de Enterría y su familia, promovida por la Facultad de Derecho de la Universidad de Cantabria».

Revilla, recordó la participación de García de Enterría en la recuperación del nombre de Cantabria y en la consecución de la autonomía dentro del Estado español en el año 1976», señalando que «el llamado Informe Enterría fue la clave para poner de relieve la viabilidad de las autonomías, dando pie a volver a llamarnos Cantabria y ser una autonomía».

El profesor Luis Martín Rebollo, fue el encargado de realizar la Laudatio de Eduardo García de Enterría, indicando que «este acto nos sirve para recordar y homenajear al jurista, al montañero, al lebaniego, al paisano y al amigo cercano; a un español de bien que puso un gran empeño en contribuir a hacer algo mejor el mundo que encontró» y seguidamente presentó un esbozo de su personalidad, recordando que «incluso su generosidad le llevó a donar, en silencio, el montante total del Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, a la Facultad de Derecho de su tierra» y afirmó que «García de Enterría es un faro necesario para las nuevas generaciones, un espejo en el que éstas se miren para huir de modelos vacíos, y el ejemplo de una persona constante y metódicamente trabajadora, que creyó que era una obligación y un compromiso transmitir su saber a los demás».

Javier García de Enterría, el benjamín de la familia, agradeció en nombre de la familia la distinción a título póstumo en recuerdo de su padre, manifestando que «estamos aquí para evocar y celebrar la permanencia y continuidad de su figura, de su magisterio y de su ejemplo personal» y recordó que «aunque mi padre nació en Ramales de la Victoria, siempre se consideró de Potes y de Liébana, de donde eran sus padres y su abuela materna, de donde procedían y arraigaban todos sus recuerdos infantiles y donde retornaba cuando se lo permitían sus muchas ocupaciones».

Javier señaló en su elocución que «aunque mi padre recibió en vida multitud de honores y distinciones de gran renombre, como el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales o el Premio Internacional Menéndez Pelayo, los que más satisfacción personal le producían eran los que tenían que ver con su amada tierra cántabra y en particular con la lebaniega».

Solicitud y tramitación

El hijo de García de Enterría finalizó dando las gracias «a Luis Martínez Rebollo, Catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Cantabria, por su iniciativa para que la Junta de la Facultad de Derecho de la Universidad de Cantabria, junto al Decano, solicitara la concesión a mi padre de Hijo Predilecto de Cantabria, y al Consejo de Gobierno de Cantabria por haber aprobado la concesión y de manera muy especial a su presidente». Por su parte, Rafael de la Sierra, Consejero de Presidencia y Justicia, y Secretario del Consejo de Gobierno, procedió a dar lectura al Decreto 24/2017, de 12 de abril, por el que se otorga el título de Hijo Predilecto de Cantabria a Eduardo García de Enterría.

La Coral de Torrelavega, dirigida por Manuel Egusquiza, fue la encargada de interpretar varios temas, finalizando con la música del Himno de Cantabria, como colofón del emotivo acto.

En el acto, enmarcado en la celebración del Día de las Instituciones, estuvieron presentes el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra; el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín; el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón; alcaldes de Liébana y varios diputados, entre otras autoridades, así como representantes de la Universidad; de la Cofradía de la Santísima Cruz; de la Cofradía del Orujo y Vino de Liébana; de la Agrupación Lebaniega de Santander; Mariano Linares, presidente de honor de Editorial Cantabria; el juez Pablo Ruz, así como familiares y amigos de García de Enterría.

Fotos

Vídeos