Cientos de personas asisten en Áliva a la fiesta de la Virgen de la Salud

Devotos y romeros llevan en procesión a la Virgen de la Salud por las praderías de Áliva./Pedro Álvarez
Devotos y romeros llevan en procesión a la Virgen de la Salud por las praderías de Áliva. / Pedro Álvarez

En un magnífico día con cielos totalmente despejados y con una brisa agradable

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZSantander

Totalmente despejado y con una brisa de aire fresco que acompañó a los romeros y devotos durante toda la jornada, así se celebró el 2 de julio en el puerto de Áliva, la fiesta en honor de la Virgen de la Salud, declarada de Interés Turístico Regional desde el año 1998.

Desde primeras horas de la mañana y principalmente desde las localidades de Espinama, Mogrovejo y Pembes comenzaron a llegar devotos y romeros a la ermita, situada entre las praderías de Campomayor y Campomenor. Unos los hacían en vehículos, pero también hubo quien llegó a pie, a caballo o en moto.

Los actos se iniciaron con la ofrenda de velas y flores a la Virgen por parte de la Asociación de Mujeres del Valle de Camaleño. Seguidamente, se inició la misa, que fue concelebrada por el franciscano Padre Juan Ignacio, junto con dos sacerdotes.

Concluida la misa, se inició la procesión en andas llevando los devotos a la Virgen por la pradería de Campomenor, para regresar de nuevo a la ermita, donde se cantó la Salve tradicional y el Himno a la Virgen de la Salud.

Ya en la pradería, niñas y jóvenes del Aula de Cultura Tradicional del Valle de Camaleño, bajo la dirección de María Bulnes, cantaron y bailaron tonadas tradicionales. También hubo música de pito y tambor.

Deporte en Campomayor

Cuando concluyó la ceremonia religiosa, también finalizó la carrera de caballos de fondo, sobre 13,6 kilómetros de distancia, donde 27 jinetes habíán salido a las 12,00 horas de la localidad de Mogrovejo. El ganador fue Adrián Vélez, seguido de Andrea Aramburu y de Raquel García. Los premios fueron entregados por Óscar Casares, alcalde del Ayuntamiento de Camaleño.

Después de la comida familiar en Campomenor, se celebró una gran maratón pasando por El Castillín y el Canto de la Redondina. En la categoría masculina el ganador fue Francisco Rodríguez, seguido de Iván Cuesta y de Jesús Cotera, y en la categoría masculina, la ganadora fue Anabel Merino, seguida de Leire Carbajo.

Concluida la maratón, se corrió la tradicional carrera de la rosca, en la pradería de Campomayor, con muchos participantes y con importante asistencia del público, donde los ganadores de las nueve carreras en las categorías masculina y femenina, recibieron las tradicionales rosquillas. Hubo premios en metálico para los tres primeros y obsequios para todos los participantes.

Después de las carreras, de la música de 'Peña Sagra y sus teclados', y del rezo del rosario para despedir a la Virgen, los devotos y romeros se desplazaron hasta la localidad de Espinama, donde actuó el grupo Sones de la Tierruca y hay una verbena amenizada por el grupo Madastur.

La organización de los actos ha corrido a cargo del Ayuntamiento de Camaleño, con la colaboración de la Asociación de Mujeres del Valle de Camaleño, siendo la fiesta patrocinada por el Ayuntamiento y por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos