Díaz Tezanos afirma que la clausura del vertedero de Potes «cumple un compromiso con la comarca de Liébana»

Díaz Tezanos, junto a Gómez y Caso, durante su visita al vertedero de inertes de Potes/ Lara Revilla/
Díaz Tezanos, junto a Gómez y Caso, durante su visita al vertedero de inertes de Potes/ Lara Revilla
Liébana

La vicepresidenta presenta los proyectos de cierre y de construcción de una instalación de almacenamiento temporal para garantizar la correcta gestión de los residuos en la comarca

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha presentado este jueves el proyecto de sellado y restauración del vertedero de inertes de Potes, así como la construcción de una instalación de almacenamiento de residuos de construcción y demolición para garantizar la «correcta» gestión de los residuos que se generan en toda la comarca de Liébana.

Dos actuaciones con la que el Ejecutivo cántabro pretende, según ha explicado Díaz Tezanos, cumple, en un «día esperado» un compromiso con la comarca de Liébana, no solo por la clausura del vertedero, sino también por proporcionar «una alternativa que no sea gravosa para los vecinos o para las empresas que lo vayan a utilizar».

«El Gobierno está aquí para dar solución a los problemas que tenemos», ha afirmado la vicepresidenta, y, además, «cumplimos un compromiso más global en Cantabria de cerrar vertederos incontrolados, hemos sellado el de Reinosa y el del Mazo, y avanzamos en nuestro Plan de Residuos», explica la vicepresidenta.

Estas dos actuaciones presentadas este jueves contribuyen, para Díaz Tezanos, también a que la zona de Palumbierzo «se convierta en un recurso que complementa la belleza de Liébana».

La obra más importante de la legislatura

En el mismo sentido se ha expresado el alcalde de Potes, Javier Gómez, que ha destacado que ésta es «la obra más importante de la legislatura». Por ello, ha agradecido la «sensibilidad» del Gobierno de Cantabria para «buscar una solución» y lograr una «instalación alternativa a la clausura y que no proliferen vertederos incontrolados».

De esta forma, según Javier Gómez, «se cierra un ciclo y se hace justicia con esta zona que durante mucho tiempo ha sido el patito feo de Liébana». «Se lo debíamos, no solo clausurar el vertedero, sino restaurar y devolver el valor a la zona», ha afirmado el alcalde.

En el acto también han estado presentes la directora de MARE, Rosa Inés García, y los alcaldes de Potes; Javier Gómez; de Cabezón de Liébana; Jesús Fuente; de Cillórigo de Liébana, Jesús María Cuevas, y de Peñarrubia, Secundino Caso.

Cierre del vertedero de inertes

En el caso del sellado del vertedero de inertes, las obras supondrán una inversión de 300.000 euros y tendrá un plazo de ejecución de cuatro meses. Consistirán en la adaptación y cubrimiento del terreno para homogeneizar y regularizar la superficie actual, sirviendo de base para el cubrimiento general del sellado.

Posteriormente, se aplicará una barrera impermeable, una capa drenante y una cubierta de suelo vegetal que servirá de base para el arraigo de la restauración de la pradería. A continuación, se ejecutará una hidrosiembra para finalizar con el cerramiento de todo el perímetro.

Con el cierre del vertedero de Potes se completa el sellado de las tres instalaciones ilegales existentes en Cantabria. Las otras dos son la de Reinosa, sellada en 2012, y la de El Mazo, que fue clausurada en 2016.

Almacenamiento temporal en Cillórigo de Liébana

En cuanto a la construcción de la instalación de almacenamiento temporal de residuos de construcción y demolición, el Gobierno de Cantabria, a través de MARE, invertirá cerca de 60.000 euros en unas obras que tendrán un plazo de ejecución de dos meses. Desde el Ejecutivo cántabro se estima que la nueva instalación, que se ubicará en Cillórigo de Liébana, gestionará unas 850 toneladas anuales de material, entre hormigón, ladrillos, tejas y materiales cerámicos.

Las empresas profesionales del sector de la construcción y demolición podrán depositar un máximo de 15 toneladas de residuos por semana, mientras que los particulares 0,45 toneladas diarias. Aquellas empresas que deseen depositar cantidades superiores a las permitidas necesitarán una autorización expresa de MARE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos