La fiesta en honor de la Virgen de la Luz se celebró en su santuario

Muchos devotos asistieron a los actos en un magnífico día

PEDRO ÁLVAREZAniezo

La patrona de Liébana, la Virgen de la Luz, conocida cariñosamente como La Santuca, fue despedida ayer en su santuario, en las faldas de Peña Sagra, durante la celebración de la última fiesta que se celebra en su honor durante el año. Un magnífico día contribuyó a que muchos devotos y romeros subiesen hasta el santuario, donde a las 13,00 horas, Elías Hoyal, párroco del santuario y arcipreste de Liébana, celebró la misa en la explanada del santuario, junto a Benito Velarde, quien durante muchos años fuera también el párroco.

LaHermandad de la Virgen de la Luz, quiso reconocer con la distinción de Cofrades de Honor y entrega de una placa a María Concepción Sanz, de Somaniezo, que asistio al acto, y a Esperanza, deFrama, que no pudo asistir por enfermedad. El reconocimiento se concede por su devoción a la imagen de La Santuca, así como por su contribución a los servicios a su culto.

Concluida la celebración religiosa, donde entre otras intenciones, Elías Hoyal, pidió lluvia para el campo lebaniego, tuvo lugar la procesión alrededor del santuario, el canto de la Salve tradicional y la veneración de la imagen.

Entre las autoridades se encontraban Jesús Fuente, Vicente Vélez y Javier Gómez, alcaldes de Cabezón de Liébana, Pesaguero y Potes, respectivamente, así como los diputados del PP, Isabel Urrutia, Cristina Mazas y Santiago Recio

Hubo comida campestre en los alrededores del santuario, juegos, y los actos finalizaron con el rezo del rosario, para despedirse un año más de la patrona de Liebana.

Fotos

Vídeos