La anciana fallecida en Potes cayó al río por un terraplén de unos 20 metros

Agentes de la Guardia Civil recuperan el cuerpo de la anciana fallecida junto al río Deva. / Guardia Civil

La Guardia Civil encuentra el cadáver de la mujer de 87 años desaparecida desde el sábado en el Deva, justo donde la carretera asciende a Santo Toribio

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Quienes la vieron por última vez relatan que poco antes de ausentarse se estaba remangando parte de la ropa porque ese día hacía mucho calor. «Fue el sábado. Dicen que acto seguido comenzó a andar en dirección contraria al grupo y esa fue la última vez que estuvo con ellos», cuenta Ana Pablos, sobrina de la anciana desaparecida el pasado sábado en Potes y cuyo cuerpo apareció este lunes sin vida en esa localidad, junto al río Deva. Justo en una zona, a la altura del cruce de la carretera que asciende al monasterio de Santo Toribio, donde existe una caída pronunciada de unos 20 metros desde la acera a la margen del río.

Elvira Pablos se enroló a la excursión organizada por la parroquia de La Anunciación de Trobajo del Camino (León) para visitar Liébana. Era un viaje de ida y vuelta en el día para atravesar la Puerta del Perdón con motivo del Año Santo. A la hora de comer, según confirma la familia de la fallecida, Elvira estuvo con el resto de sus compañeros de viaje, sentada en un banco de un parque, pero poco después decidió ir a caminar en solitario.

Así fue la búsqueda

Las cinco de la tarde era la hora límite para regresar al punto de encuentro, en el centro de Potes y junto a la iglesia. Pero llegado el momento, su ausencia en el recuento que se realizó en el autocar alarmó a sus compañeros, que pusieron el suceso en conocimiento de la Guardia Civil para acompañar después a los efectivos policiales en la búsqueda de la anciana por todo el pueblo de Potes. Pasadas tres horas decidieron dejar esa labor en manos de la Guardia Civil y regresaron a León.

«Toda la gente de nuestra peregrinación junto con la Guardia Civil estuvo buscando a Elvira por toda la villa de Potes desde las cinco de la tarde y hasta las ocho en que decidimos salir hacia León», recuerda el párroco.

El trabajo se reanudó el domingo con la puesta en marcha de un dispositivo que reunió a efectivos del Greim de la Guardia Civil, guardas de montes, patrulla rural de Potes, de Puente Nansa y los bomberos. Pero fue exactamente a la una del mediodía del lunes, cuando agentes del Greim localizaron el cadáver de una mujer anciana en el río Deva, justo a la altura del cruce de la carretera que asciende al monasterio de Santo Toribio. Justo en una zona donde todavía no se había inspeccionado.

La zona del río Deva donde se encontró el cadáver. / Guardia Civil

«Nadie sabe exactamente lo que ha podido pasar, pero es cierto que allí hay una caída pronunciada. Puede haberse precipitado», aclaró el alcalde de la localidad, Francisco Javier Gómez (PP). Poco después la Guardia Civil emitía un comunicado para aclarar que efectivamente se trata de una zona peligrosa y que el cuerpo pudo caer de una altura de 20 metros.

A falta que los servicios forenses terminen su trabajo para dar con la causa exacta de la muerte, las primeras hipótesis apuntan a que la anciana pudo encontrarse de paseo por la zona y cayó por un traspié. «No tiene ningún problema de salud importante y su cabeza funciona perfectamente», destacaban el domingo sus familiares. Solo padecía algo de sordera.

Temas

Potes

Fotos

Vídeos