Una hora de visita real en Liébana

Don Juan Carlos y Doña Letizia, durante la inauguración del Centro Botín en junio.
Don Juan Carlos y Doña Letizia, durante la inauguración del Centro Botín en junio. / Celedonio Martínez

Felipe VI y doña Letizia tendrán el tiempo justo para cruzar la Puerta del Perdón de Santo Toribio, ver de cerca el Lignum Crucis y recorrer el monasterio

D. MARTÍNEZ | P. ÁLVAREZ SANTANDER/POTES.

Los Reyes de España visitarán mañana Cantabria con la intención de apoyar con su presencia la celebración del Año Jubilar Lebaniego. Para ello, Don Felipe y Doña Letizia se acercarán hasta el monasterio de Santo Toribio en un viaje oficial con parada única y que estará cronometrada. Llegarán a las 10.40 horas y, si se cumple el protocolo establecido por la Casa del Rey, a las doce menos veinte de la mañana estarán ya de vuelta. Una hora exacta en la que tendrán el tiempo justo para cruzar la Puerta del Perdón y ver de cerca el Lignum Crucis que se conserva en el interior del templo, el que, según la tradición, es el pedazo más grande de la cruz de Cristo que se conserva en la actualidad.

La visita de los monarcas será una réplica de la que estaba planeada para el pasado 23 de junio y que tuvo que suspenderse por la previsión meteorológica adversa. Entonces, la niebla y la lluvia que se esperaban para la jornada en la que también se inauguró el Centro Botín -a este acto sí pudieron asistir sin problemas- hacían poco recomendable volar en helicóptero hasta la comarca lebaniega. El mismo programa, pero con casi un mes de diferencia.

La pareja real aterrizará en el helipuerto de Tama (Cillorigo de Liébana) alrededor de las diez y media de la mañana y desde allí se desplazará por carretera hasta el monasterio de Santo Toribio. Los encargados de recibirles serán el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga; el delegado del Gobierno en la región, Samuel Ruiz, y el alcalde de Camaleño, Óscar Casares. Está previsto que antes de entrar al templo saluden también al resto de consejeros, a los frailes franciscanos que custodian la reliquia y a los cofrades de la Santísima Cruz.

La agenda

Llegada en helicóptero
Aterrizarán en Tama y desde allí se desplazarán por carretera hasta el monasterio
Recibimiento
La llegada al templo está prevista para las 10.40 horas. A las puertas les esperarán las autoridades
Entrada al templo
Como es tradición, pasarán por la Puerta del Perdón, requisito indispensable para todos los peregrinos.
Lignum crucis
Tendrán la oportunidad de ver de cerca la reliquia, la pieza más grande de la cruz de Cristo que se conserva.
En el claustro
Se han instalado unos paneles que explican la historia del monasterio y la figura de Beato de Liébana
Regreso
La visita acabará alrededor de las 11.40 horas. Harán el camino contrario hasta el helipuerto de Tama.

Tras atravesar la Puerta del Perdón, entrarán en la sacristía para firmar en el libro de honor del templo y posteriormente verán el Lignum Crucis. De ahí pasarán al claustro, donde recibirán una explicación pormenorizada -desde la Casa del Rey afirman que ya están de sobra familiarizados- de la historia del monasterio y la figura de Beato.

El deseo de los vecinos de la comarca, que como explicaba entonces el alcalde de Potes, Javier Ruiz Gómez, quedaron un tanto «desilusionados» cuando conocieron la noticia de la anulación de la visita en junio, era que al aplazar su presencia en Liébana pudieran prolongar al menos durante medio día su estancia en la zona. Entonces, la agenda institucional hacía prácticamente imposible realizar un paseo por el casco viejo de la villa o conocer la exposición del Beato de Liébana en la Torre del Infantado. Ahora, aunque los Reyes de España no tienen más actos públicos programados para ese día, la Casa Real ha preferido no cambiar los planes iniciales.

Anteriores visitas

Después de su presencia en la región el pasado mes de junio con motivo de la inauguración del Centro Botín en Santander, la de mañana será la segunda ocasión en que los Reyes visiten de manera conjunta la comunidad autónoma desde su proclamación en junio de 2014. Previamente, habían pisado suelo cántabro en actos oficiales en diversas ocasiones. Para Felipe VI, esta será su decimotercera visita desde que en julio de 1973 acompañara a su padre a Laredo para participar en una regata. La capital ha sido la parada más frecuente en sus viajes.

Tendrán el tiempo justo para pasar por la Puerta del Perdón, contemplar el Lignum Crucis y conocer el monasterio

El ahora Rey, cuando todavía era Príncipe de Asturias, asistió al centenario de la fundación de la Caja de Ahorros (1998), inició en la ciudad una visita más amplia por la región en 1999, embarcó en 2001 en el buque escuela 'Juan Sebastián Elcano' y participó en un encuentro científico en La Magdalena en 2004. Fue el mismo año en que contrajo matrimonio con la periodista asturiana. Se casaron en mayo y sólo tres meses después, en agosto, la pareja apareció por sorpresa paseando por San Vicente de la Barquera.

Desde entonces, sólo han regresado por motivos de agenda, ya sea de forma conjunta -como durante el Encuentro de Telecomunicaciones de la UIMP de 2011- o por separado. Todavía como heredero, Felipe VI asistió en 2007 a una jornada del Instituto de Comercio Exterior en el Palacio de Exposiciones y a la inauguración del curso universitario de 2011 en la Facultad de Derecho. Ya con el peso de la corona sobre sus hombros, el monarca se acercó a la región en septiembre de 2014 con motivo del Mundial de Vela de Santander. Esa misma jornada, mostró sus condolencias a la familia de Emilio Botín en el funeral del banquero cántabro.

Estudian poner autobuses para subir desde Potes

Para que los vecinos de Liébana puedan ver de cerca a los monarcas, está previsto –la confirmación llegará hoy– que mañana se habilite una flota de autobuses que haga el recorrido entre Potes y el monasterio de Santo Toribio, el único lugar que pisarán Don Felipe y Doña Letizia si se cumple el programa tal y como está diseñado. La idea es facilitar el acceso a todos aquellos interesados en ver de cerca a los Reyes, ya que durante los momentos previos a su llegada la carretera estará cortada o muy limitada al tráfico, según detalla la Casa del Rey. La intención de las autoridades es que los autocares salgan de la estación de la villa desde las 8.00 hasta las 10.00 horas.

Fotos

Vídeos