Un manto blanco cubre Caloca

La localidad lebaniega se tiñe de blanco

Pedro Álvarez