«El nombramiento de Orujero Mayor fue toda una sorpresa»

Vicente del Bosque recibe el próximo sábado en Potes el título de Orujero Mayor 2017. /M. Vaquero
Vicente del Bosque recibe el próximo sábado en Potes el título de Orujero Mayor 2017. / M. Vaquero

El exseleccionador nacional de fútbol Vicente del Bosque recibirá el título de Orujero Mayor en la XXVI edición de la fiesta que se celebrará el sábado en Potes

ALMUDENA RUIZ SANTANDER.

Pese a su retirada del mundo del fútbol, el exseleccionador Vicente del Bosque afirma seguir el día a día de todo lo que sucede en el deporte al que ha dedicado buena parte de su vida y continuar viendo tantos partidos como antes. El próximo sábado, Del Bosque recibe en Potes, una tierra que desconoce y a la que le han invitado «con mucho cariño», el título de Orujero Mayor 2017, «un detalle que agradece».

-Después de un año alejado de los campos de fútbol, ¿se ha arrepentido en algún momento de la decisión que tomó?

-No, no me arrepiento en absoluto de la decisión que tomé. Creo que era el momento justo y además sigo el fútbol permanentemente como lo hacía antes. Veo los mismos partidos que veía antes en cuanto a cantidad. No me he separado del fútbol. No, no tengo ninguna nostalgia de la época pasada.

-¿Cree entonces que era el momento adecuado?

-Creo que sí. Además siempre me había puesto la fecha de 65 años como la edad tope para trabajar y la he cumplido.

-Y ahora mismo, ¿en qué emplea su tiempo?

-Pues sigo haciendo más o menos la misma actividad que hacía antes con la única diferencia de que no estoy pensando en el próximo partido. Al fin y al cabo casi parece que se nos va la vida pensando en el próximo partido y cuando nos damos cuenta la vida se nos ha ido. Y ahora, pues no pienso en ello, pero sigo con la misma intensidad el día a día del fútbol.

-Si está al día de todo lo que ocurre en el mundo del fútbol estará al corriente de la polémica que ha levantado la nueva camiseta de la selección. ¿Le gusta? ¿Cree justificada esta polémica?

-Es un tema sin mucha relevancia. Estoy seguro de que no tiene ninguna connotación política en absoluto y sólo es una camiseta que representa a España y a su selección y nada más.

-Viene a Cantabria para participar en la Fiesta del Orujo. ¿Conoce Liébana y Potes? ¿Le gusta el orujo?

-No conozco Potes y prácticamente tampoco el orujo. No soy bebedor y no puedo. Me han invitado con mucho cariño, es una zona muy bonita de España. También es verdad que muchas veces se focaliza en mí, en la figura del entrenador, porque tengo más tiempo y porque todos los jugadores no van a poder ir. Agradezco mucho este detalle que ha tenido el Ayuntamiento de Potes.

-¿Le pilló por sorpresa el nombramiento?

-Sí, claro, fue toda una sorpresa. Me llegó por varios conductos, primero por varias personas amigas mías que no sabía yo que tenían tanta cercanía con Potes. Aparte, naturalmente, por el alcalde.

-Así que podrá aprovechar el fin de semana para conocer la zona.

-Voy a ir el sábado porque tengo compromisos el domingo y el viernes en Ávila. En fin, estaré el sábado en la fiesta.

-De todas las copas que usted ha ganado como futbolista y como entrenador, ¿cuál elegiría el sábado para probar el orujo de Potes?

-No menosprecio a ninguna, todas han sido importantes y me quedo con el recorrido de tantos años. Con cualquiera de las copas que hemos ganado, bien en el Real Madrid o bien en la selección, con cualquiera de ellas me quedaría. No puedo despreciar a ninguna de las que he tenido la suerte de conquistar.

-Ha comentado que sigue la actualidad de la selección, ¿qué opina sobre el proceso renovación en que está inmersa?

-Pues bien. Creo que se está conjugando bien la estabilidad de un grupo permanente y luego ir acercando a la selección los nuevos jugadores que van mereciéndolo para ir construyendo un equipo desde las bases del pasado y las nuevas incorporaciones. Es una permanente renovación pero siempre con un cuerpo fijo, digamos.

-¿Qué papel cree que puede jugar España en el próximo Mundial?

-Creo que estamos en ese grupo de candidatos a optar por el título mundial. Pero con moderación, con deportividad, sin creernos más que nadie. Ese el mejor camino a seguir.

- En las últimas semanas las declaraciones de Gerard Piqué en torno a lo que está sucediendo en Cataluña han recibido numerosas críticas. ¿Qué opinión le merecen a usted?

-Yo ya no tengo mucho más que opinar. Ya he opinado demasiado sobre Gerard y toda la Selección cuando me ha tocado y ahora creo que es tiempo para otros. A la selección vienen todos de manera incondicional, de manera alegre, es un premio para el futbolista defender a su país. Y eso es lo que hay que mantener, que el futbolista venga limpio y venga a entregarse con la selección de manera incondicional.

-¿Concebiría una Liga sin el Barcelona y el resto de los equipos catalanes?

-Sería una pérdida para todos, el fútbol se debilitaría en Cataluña y en España sino estuviesen los clubes catalanes. Eso es una evidencia. Creo que en otras actividades de la vida social española seguro que también pasaría lo mismo.

-Dice que tenía muchos compromisos en estos días. ¿Son actividades vinculadas al deporte o a otros ámbitos?

-Normalmente son ponencias y también colaboro con asociaciones de discapacitados. Son cuestiones paralelas al fútbol y también de la empresa. Cumplo con algunas peticiones que me hacen.

-Hace unos años el Rey le concedió el título de marqués. ¿Como lleva el marquesado?

-Es una gracia que su Majestad el Rey quiso focalizar en el seleccionador, algo que podía haber hecho a todos los que estábamos en ese grupo. Intento cumplir con la responsabilidad de cualquier persona y ser, no digo ejemplar, pero cumplir con lo que la sociedad requiere.

Fotos

Vídeos