Aparecen muertos 11 terneros del ganadero de Bielva que perdió 23 tudancas en un incendio

Aparecen muertos 11 terneros del ganadero de Bielva que perdió 23 tudancas en un incendio
Sara Torre

Tres semanas después de que ardiera la cuadra con sus otros animales, halló ayer muertas a estas reses «con síntomas de envenenamiento»

Sara Torre
SARA TORREHerrerías

El ganadero de Bielva cuyas tudancas se calcinaron en el incendio de la cuadra que las albergaba hace tres semanas, halló ayer muertos a otros 11 jatos, «con síntomas de envenenamiento», y a otros dos en mal estado. «Uno de ellos está ciego y también se va a morir», explicó el propio Arturo Nebreda.

Este nuevo mazazo llega al pueblo dos días después de haberse celebrado una cena especial para recaudar fondos a fin de ayudar al ganadero con las pérdidas sufridas y muy poco después de una donación cercana a los 1.000 euros por parte de la Asociación de Mujeres de Herrerías. El ganadero ha recibido aportaciones individuales tanto económicas como de ganado y tiene pendiente una reunión con el Ayuntamiento para valorar las medidas a tomar.

Los animales afectados esta vez eran tudancos y mestizos, algunos hijos de las vacas que se calcinaron en noviembre. Se encontraban en la cuadra de una vecina, ubicada en una zona conocida como Sel del Avellanal, en el área de La Hería. El día anterior, el sábado, los tíos de Nebreda habían visitado los animales para darles de comer a eso de las seis de la tarde «y estaban en perfecto estado.

«Dos de los terneros ya estaban vendidos e iban a ir el viernes al matadero», dijo el ganadero, que había estado cebando con una alimentación especial a este grupo de terneros desde el mes de junio de cara a su venta. A las nueve de la mañana, Nebreda llegó a la estabulación acompañado de su cuñado y se encontró con toda la escena. Lo primero que hizo fue llamar al presidente de la Asociación de Raza Tudanca y alcalde de Valdáliga, Lorenzo González, quien tras el anterior suceso le había dado pautas, a título personal, de cómo actuar en este tipo de situaciones.

Sara Torre

González se presentó en el lugar del suceso con los agentes de la Guardia Civil de Cabezón de la Sal. Más tarde, llegaron otro agente del cuartel de Pesués, miembros de la Policía Judicial y del equipo del Seprona de Santander y un veterinario de la zona, que se encargó de hacer una biopsia a uno de los animales que se encontraba en la cuadra.

Mientras tanto, familiares y vecinos permanecieron a unos metros del lugar cuyo acceso fue precintado por la Guardia Civil. La zona, manifestaron, seguirá vigilada durante las próximas horas.

También se acercó al lugar de los hechos el alcalde de Herrerías, Francisco Linares. «Siento rabia y dolor. No tengo ánimos de venganza, pero sí veo la miseria humana que hay en algunas personas», exponía el regidor, que decía hablar en nombre del pueblo, tanto en su sentir como en la opinión sobre la familia de Nebreda:«Te has criado con ellos. Son trabajadores, no se meten con nadie, tienen una vida normal...». A lo que añadía sobre el ganadero de 34 años que «es un muchacho trabajador, que ha vivido cada desgracia...».

Hundido, Linares expresaba que «no sabemos hasta dónde va a llegar esto, qué pasará mañana», y decía sentirse «impotente». «Estamos hablando de animales y es una situación muy delicada, pero qué ocurriría si llega a ponerse en peligro a la persona», se preguntaba, convencido de que «la han tomado con él y no quieren que viva como una persona normal».

Puesta desde ayer la situación en conocimiento de la Consejería de Ganadería, hoy el alcalde se pondrá en contacto con el Delegado del Gobierno, «para que el suceso se investigue al máximo».

En cuanto a las medidas tomadas por el Consistorio a raíz del suceso de hace tres semanas, en el que murieron 6 terneras y 17 vacas de raza tudanca, sobre el que todo el pueblo sospecha que fue intencionado, el jueves se había celebrado una reunión en la que se decidió que cualquier tipo de ayuda se encauzaría vía Servicios Sociales. En consecuencia, el ganadero estaba citado con los técnicos de este área precisamente para la mañana de hoy. «El informe de las trabajadoras sociales es en el que nos apoyamos en este tipo de situaciones», explicó Linares, que apuntó que continúa en pie la cita de hoy. También este lunes se procederá a retirar los animales muertos de la cuadra.

«Ojalá me equivoque, pero me parece que esto no va a acabar aquí», presagiaba el alcalde, en la misma línea que el suegro de Nebreda, Jacinto Salas, quien ayer no se quitaba de la cabeza que «ahora sí que no hay dudas de que fue intencionado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos