La arquitectura rupestre de Valderredible recala en El Espolón

La muestra permanecerá en El Espolón durante los meses de abril y mayo./Javier Rosendo
La muestra permanecerá en El Espolón durante los meses de abril y mayo. / Javier Rosendo

Es una muestra formada por catorce fotografías acompañadas de un texto explicativo sobre estas construcciones realizadas en roca

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEAComillas

En el municipio de Valderredible, situado al Sur de Cantabria, se extienden a lo largo del camino varios ejemplos de arquitectura rupestre, como iglesias, necrópolis y cuevas de roca arenisca, pertenecientes a los siglos VI, VII y VIII. Se trata de construcciones excepcionales, ejemplos de lo que puede hacer el hombre con sus manos sobre la tierra. Una muestra de lo que puede suponer posar la vista sobre una de estas construcciones podrá disfrutarse durante los meses de abril y mayo en el patio central del Espolón de Comillas, que acoge la exposición 'Valderredible. Arquitectura rupestre', compuesta por catorce paneles fotográficos en los que aparecen estas construcciones, «lo que permitirá al público hacerse una idea sobre este patrimonio», explicó el alcalde de Valderredible y comisario de la exposición, Fernando Fernández. El objetivo del alcalde es «dar a conocer la riqueza arquitectónica de nuestro municipio no solamente al público de Cantabria, sino también a todos los visitantes que puedan acudir a Comillas de diferentes lugares de España», admitió. La muestra ya ha estado en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac), en Laredo, en la Feria de Turismo de Madrid (Fitur) y ahora recala en la villa comillana.

Se trata, concretó, «de cuevas que han sido empleadas como ermitas para el rezo o como lugar de peregrinación y acogimiento de monjes», especificó, que han hecho que Valderredible sea conocida como la capital del arte rupestre. Un arte que se creó a partir de la roca arenisca, «fácil de trabajar». Estas construcciones también se utilizaron para aspectos más mundanos como de vivienda, almacén o incluso refugio. «Las había para vivir en comunidad y de forma individual». Algunas iglesias rupestres, que comenzaron a construirse durante la época visigótica, «aún se emplean para el culto», concretó el regidor. En las necrópolis, que recuerdan una época en la que vivían más personas en Valderredible, era donde se sepultaba a los difuntos, pues se trataba de enterramientos que se cavaban en torno a las iglesias. «Hemos decidido crear la exposición para dar a conocer esta manifestación cultural excepcional y única en el mundo», dijo Fernández, quien aprovechó para recordar que en el municipio «se realizan visitas guiadas por este patrimonio y muchas de estas ermitas están abiertas al público y se pueden ver sin ningún coste».

La exposición está organizada por el Ayuntamiento de Valderredible, con la colaboración de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio y de la de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria.

«Hay cuevas que han sido empleadas para el rezo o como lugar de peregrinación»

Cada fotografía aparece acompañada de un texto explicativo «diseñado por el catedrático de la Universidad de Cantabria, Enrique Cuenca», otro motivo por el que merece la pena visitar la exposición, aunque, recuerda el alcalde, «eso no es óbice para acercarse a Valderredible y disfrutar en vivo de estas curiosas construcciones», además de toda la riqueza patrimonial y monumental con la que cuenta el municipio. Lo que el alcalde considera le acerca mucho a Comillas, «porque también es una villa con gran riqueza monumental», que además recibe miles de visitantes a lo largo del año, muchos de los cuales durante los dos próximos meses, después de recalar en Comillas, decidirán pasarse por Valderredible. La exposición estará disponible para todo el que lo desee de forma gratuita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos