Cabezón licitará esta semana la construcción de la red de saneamiento en Casar de Periedo

Javier Rosendo

Estas obras permitirán que las aguas fecales conecten con la depuradora y evitarán así los vertidos de éstas al río Saja

LUCIA ALCOLEA CABEZÓN DE LA SAL.

Cabezón llevará a cabo en las próximas semanas las obras para construir una red de saneamiento en Casar de Periedo que, en su primera fase, permitirá conectar las aguas fecales de la pedanía y una pequeña parte de las aguas pluviales con la depuradora de Casar. Éste es el único tramo que queda por conectar en el pueblo, donde actualmente las aguas vierten al río Saja.

El proyecto, que fue aprobado en pleno hace un mes y saldrá a contratación a lo largo de esta semana, alcanza los 56.000 euros y está subvencionado íntegramente por la Dirección General de Medio Ambiente, según anunció el alcalde, Víctor Manuel Reinoso (PRC). El regidor confirmó además que ya ha recibido la autorización de la Junta Vecinal de Casar de Periedo para realizar esta primera fase, un requisito indispensable para ejecutar los trabajos ya que es necesario atravesar terrenos de su propiedad.

«La obra se realiza para conectar la red de saneamiento unitaria que recoge la vertiente norte de la pedanía y que está compuesta por dos colectores de hormigón de mil milímetros con un colector de saneamiento unitario que llega hasta la estación depuradora de Casar de Periedo», ahondó el regidor regionalista. De esta forma, detalló, «se logrará evitar el vertido de estas aguas al río Saja».

En la segunda fase se construirá un colector interceptor de las aguas fecales en la zona norte

El proyecto comprende también una segunda fase de los trabajos en los que está previsto ejecutar la construcción «de un colector interceptor de las aguas fecales en toda la vertiente norte de Casar», según indicó Reinoso. La forma en que se plantea esta segunda fase de las obras creó cierta polémica en el último pleno municipal ante la posibilidad de que sea necesario atravesar fincas de propiedad privada y como consecuencia de ello llevar a cabo distintas expropiaciones.

Con respecto a este punto, el alcalde explicó ayer que «aún no está claro cómo se va a acometer esta segunda fase, ya que contamos con varias opciones pero ninguna definitiva».

«De momento, con estos primeros trabajos, se solventará la situación de las aguas fecales que vierten al río y como resultado de ello crean problemas. La segunda parte está en estudio y aún no se desconoce cómo se va a acometer», concretó. Las obras, señaló, «supondrán en definitiva un gran bien para los vecinos tanto de Casar de Periedo como de Cabezón de la Sal en general». El regidor agradeció su apoyo a la Consejería de Medio Ambiente «que esperemos nos vayan concediendo otras obras que se han solicitado y que estas puedan materializarse».

Fotos

Vídeos