Cabezón de la Sal volverá a tener su bicicleta más famosa

El sábado se colocará la bicicleta de nuevo en la rotonda de la Plaza de la Paz. /Javier Rosendo
El sábado se colocará la bicicleta de nuevo en la rotonda de la Plaza de la Paz. / Javier Rosendo

Operarios municipales preparan las piedras de la fuente para colocar el monumento que fue destrozado el año pasado

LUCÍA ALCOLEA CABEZÓN.

Cabezón volverá a tener su bicicleta. El monumento de la bicicleta será colocado de nuevo el sábado en la rotonda de la Plaza de la Paz, recordando que en Cabezón de la Sal se celebra en mayo el evento deportivo más importante del Norte de España, los 10.000 del Soplao. Los operarios del Ayuntamiento y miembros de la organización trabajan estos días para mover las piedras que sostendrán la bicicleta de nuevo. El emblema, el monumento a los más de 10.000 participantes en este evento, lleva meses siendo restaurado, después de que el pasado mes de diciembre unos vándalos la partieran por la mitad y dejasen desolados a los vecinos y un poco también al centro del pueblo. De 'curar' las heridas de la bici se ha encargado el mismo que la armó en el año 2010, Daniel Jesús Gómez, «que ha invertido sobre todo mucho tiempo», asegura el organizador de la prueba, Chuchi Maestegui. La bicicleta es la misma, «salvo que se han cambiado partes que eran de madera y que ahora van a ser de hierro», aclaró el alcalde, Víctor Manuel Reinoso. Además, «también hemos decidido cambiar la situación de las piedras sobre las que se asienta el monumento, de manera que estén situadas más en el centro de la fuente». De esta forma, «es más difícil acceder a la bicicleta» y por tanto echarla abajo o destrozarla, como sucedió el año pasado. Una labor la de mover las piedras, que también conlleva mucho esfuerzo, «pues cada una puede llegar a pesar más de mil kilos».

Pero nada es excesivo para reparar el daño moral que provocó el vandalismo de unos «bestias», como calificaban los vecinos a los autores de este deplorable acto. La bicicleta de los 10.000 del Soplao, que se celebrará de nuevo en la villa el fin de semana de la próxima semana, es seguramente uno de los lugares más fotografiados de Cabezón de la Sal. «Lo es desde luego durante el mes de mayo, en que miles de personas se sacan la foto junto a la fuente, participen o no en la prueba», asegura el alcalde. El monumento del 'Infierno Cántabro' es pues mucho más que una bicicleta en mitad de una rotonda, pues simboliza un evento del que los cabezonenses presumen y por el que son conocidos en toda España y parte del extranjero. Así que a partir de ahora, «lo que esperamos es que la gente la respete y que lo del año pasado sea un hecho aislado, porque se hacen miles de fotos al año en torno a ella y no entendemos por qué se destrozó», concluyó Maestegui.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos