El cartel que anunciará la fiesta del Día de Cantabria de Cabezón, cuestionado

Los cuatro carteles finalistas del concurso de carteles del Día de Cantabria. El tercero por la izquierda es el trabajo ganador. :
Los cuatro carteles finalistas del concurso de carteles del Día de Cantabria. El tercero por la izquierda es el trabajo ganador. :
Cabezón de la Sal

Un participante en el concurso duda sobre la originalidad de tres de los cuatro trabajos finalistas

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEA

Las quejas de uno de los cuatro finalistas del concurso de carteles del Día de Cantabria de Cabezón de la Sal, que cuestionaba la originalidad de tres de estas obras, ha despertado cierta polémica en el municipio. Aunque finalmente se ha verificado que, según las normas que rigen el certamen, el cartel ganador (el más votado en Facebook de los cuatro finalistas) es original e inédito, como exigía el apartado tres de las bases del concurso. Este hecho fue cuestionado por uno de los participantes y el autor del cartel ganador tuvo que presentar en el Ayuntamiento los documentos necesarios para demostrar su originalidad, según declararon ayer las concejales del área, Marián Suero y Raquel Fernández.

En total, al concurso de presentaron 18 obras, de las cuales el jurado, «compuesto por un miembro de cada partido que conforma la Corporación municipal», realizó una preselección y eligió cuatro como finalistas. Los cuatro carteles fueron subidos a la red social Facebook para que los seguidores votasen por el trabajo ganador.

El problema surgió cuando las concejalas recibieron un correo en el que uno de los participantes finalistas, Paco Ibiza (autor del segundo cartel por la derecha en la foto), solicitaba al Ayuntamiento que verificase la originalidad de tres de los cuatro carteles finalistas antes de que se eligiese un ganador. «Vimos el email y decidimos esperar a que finalizase el plazo de votación (el día 30 de junio) para convocar de nuevo al jurado y a la secretaria municipal y abrir el cartel ganador». Así, el día 4 de julio, según las concejales, se abrió la obra ganadora y se contactó con sus autores (son dos) para comprobar si realmente era o no original.

«Uno de los autores del cartel se presentó en el Ayuntamiento con la factura de haber pagado la foto original en la que se basa la obra, demostró que la foto era suya y que todo estaba bajo la legalidad, ya que había cambiado lo suficiente la imagen original (una mano que sostiene una pieza de puzle) en el tanto por ciento necesario como para que se considerase inédito su cartel», explicaron las ediles. El jurado volvió a reunirse, con la presencia de la secretaria municipal, y tomó la decisión «unánime y con fundamento», de otorgarle el primer premio a este cartel. «El jurado decide que este sea el ganador porque no tiene nada que ver la foto con el cartel y porque cumple todas las bases del concurso», insistieron.

Nadie, por otro lado, se ha pronunciado sobre la originalidad de los otros dos carteles finalistas cuestionados (el primero y el cuarto de la foto) ni hasta el momento ha verificado si son originales o no. Pero para Paco Ibiza no hay lugar a dudas. «A la gente que participamos no nos gustan estas cosas, y el de la pandereta es un claro ejemplo de que se trata de una foto tratada con algún programa», dijo ayer.

Por su parte, uno de los dos autores del cartel ganador que prefirió permanecer en el anonimato, aclaró que «no hay lugar a discusión alguna y ya he presentado en el Ayuntamiento un dosier en el que se recoge toda la jurisprudencia existente sobre el tema», dijo. Una vez recibió el email del Ayuntamiento en el que se le requería para probar la originalidad de su obra, «presenté todos los razonamientos legales que me asistían para explicar que el cartel en sí mismo es una obra inédita». Según este autor, «no existe caso alguno, porque hay jurisprudencia sobre este tema y está de sobra probado que el cartel es original, ya que se han cambiado muchas cosas», explicó.

La otra autora del cartel, Sandra López, verificó las palabras de su compañero y aludió a «la originalidad del cartel, que todo el mundo cataloga como algo diferente». Además, añadió, «los votos recibidos en las redes sociales superaban a la suma de los votos de los otros finalistas», dijo. Original o no, el público ha decidido que éste debía ganar y el jurado ha decidido, basándose en las pruebas presentadas por el autor, que entraba dentro de la legalidad. Se han cumplido pues las bases del concurso, a pesar de la polémica generada al principio del concurso.

Fotos

Vídeos