De Cataluña a Europa, pasando por Cabezón Sal

Revilla, junto a Miguel Ángel Aguilar y el acalde de Cabezón de la Sal.
Revilla, junto a Miguel Ángel Aguilar y el acalde de Cabezón de la Sal. / Javier Rosendo
Cabezón de la sal

El periodista Miguel Ángel Aguilar analizó este viernes, como pregonero del Día de Cantabria, diversos temas sobre los que animó a implicarse a todos los ciudadanos «sea cual sea su origen»

Sara Torre
SARA TORRECabezón de la Sal

El secretario general de la Asociación de Periodistas Europeos, Miguel Ángel Aguilar, arrancó hablando de Cataluña y concluyó centrándose en Europa, jugando con las palabras y estableciendo paralelismos, en este caso, con Cabezón de la Sal. Ese fue el hilo conductor del pregón del Día de Cantabria, un acto celebrado este viernes en la carpa del parque Conde San Diego, de Cabezón de la Sal, en el que Aguilar hizo hincapié en la necesidad de seguir trabajando por un «proyecto común», en referencia a la situación actual español. El acto de ayer lo abrió el alcalde, Víctor Manuel Reinoso, para quien ésta fue su primera intervención en un acto de estas características tras haber jurado el cargo recientemente;de manera escueta, Reinoso recordó aquel 30 de abril de 1979, en que su municipio «fue el primero en solicitar la autonomía de Cantabria».

También el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, echó la vista atrás para detenerse a mencionar la figura del entonces alcalde, Ambrosio Calzada. Sin extenderse en su intervención –emplazó a quienes quisieran escucharle una más larga, la que dará el próximo domingo, Día de Cantabria–, finalizó presentando al pregonero como un «maestro de periodistas».

Aguilar respondió a la alabanza de Revilla hablando de la «incapacidad de rehusar a la honrosa oferta de aquellos a quienes era imposible desairar», y así dejó claro que fue el presidente quien intermedió para que él estuviera este viernes frente a «vecinos, avecindados, afines asimilables, veraneantes de siempre, gentes en el bien merecido disfrute de vacaciones, cabezoneses o cabezoníes todos, por decirlo con el gentilicio que corresponde».

Antes de incitar a la alegría que reclama vivir la fiesta de la Virgen del Campo, San Roque y el Día de Cantabria, el pregonero propuso un minuto de reflexión «porque nuestro país, grande como la princesa de Rubén Darío, está triste por el desencadenamiento de las tensiones fraticidas para su ruptura». Así, consideró que «lo que afecte a Cataluña afecta a todos y cada uno de los españoles, cualquiera que sea su denominación de origen», y concluyó: «Hay que asumir la responsabilidad de contribuir a la solución que nos devuelva al proyecto común».

Volviendo a Cabezón de la Sal, el periodista destacó «a sus gentes, su trabajo, su voluntad, su historia, sus paisajes, su buena disposición para brindar espacios donde ambientar el ocio creativo, tan amenazado de extinción en esta época de aceleraciones, de inmovilidad frenética en la que deberíamos emprender una resistencia tangencial que, sin transformar la realidad circundante, nos permita al menos escapar por momentos de la velocidad».

El presidente de Cantabria regresará a Cabezón el próximo domingo

Tras el pregón de este viernes, Cabezón de la Sal se sumerge en varias semanas de fiestas que tendrán su punto álgido el próximo domingo, día 13, con los festejos en honor de la Virgen del Campo, patrona de la localidad, y la celebración del Día de Cantabria, que alcanzará en esa fecha, su 51 edición. En esa jornada, además de diversos actos y actividades de marcado carácter regional (mercado artesano y de productos típicos de la región, concurso de arrastre, demostraciones folclóricas, exhibición de deporte rural, desfile de carrozas...) el acto central será a las 13.00 horas en el Parque Conde de San Diego con la intervención del presidente de la región, Miguel Ángel Revilla.

De aquí a entonces, Cabezón celebrará gran número de actividades, desde los pasacalles de este fin de semana y el mercado artesano, a la quedada de mayores del martes, el día infantil previsto para el miércoles o el festival folclórico internacional, que se celebrará el viernes, a partir de las 21.00 horas en la plaza de la Bodega con la actuación de grupos de Rusia, México y los españoles de La Coruña y Cabezón. Y el sábado, la procesión nocturna.

En lo referente a la fiesta, Aguilar destacó la importancia de bailar, «porque, al contrario que la pintura o la escritura, la danza es siempre arte para el momento presente, se aleja de lo objetual y así evita ser fijada o acelerada». También animó a reírse porque este gesto «implica un olvido total, de modo que cuando nos reímos a carcajadas, olvidamos incluso respirar;su estruendo rompe de golpe con el curso del tiempo y nos permite escapar de su yugo».

«Concluyamos el pregón del Día de Cantabria con Europa», propuso el periodista, que se refirió a que «ha generado un modelo social, el del Estado de bienestar, admirado y envidiado en todo el mundo».

Fotos

Vídeos