Comillas acuerda dar un nuevo uso a las construcciones en suelo rústico

Las construcciones levantadas en suelo rústico podrán tener un nuevo uso/Javier Rosendo
Las construcciones levantadas en suelo rústico podrán tener un nuevo uso / Javier Rosendo
Comillas

La propuesta, aprobada por el Pleno y que será incluida en el Plan General, permitirá dar uso turístico o cultural a estas edificaciones

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEA

La corporación municipal de Comillas (PRC, PSOE y PP) ha aprobado en sesión plenaria por unanimidad dos criterios interpretativos sobre el Plan General de Ordenación Urbana, uno de los cuales hace alusión al uso de las edificaciones levantadas en suelo rústico. Según explicó el concejal de Urbanismo, Julián Rozas (PSOE), «el criterio interpretativo número 5 recoge literalmente algo que hasta ahora no hacía el PGOU de Comillas y es que los propietarios de pequeñas construcciones en suelo rústico (recogidas en el Catálogo de Edificaciones en Suelo Rústico aprobado en 2012) pueden emplear estas edificaciones para uso residencial, cultural o turístico, como la construcción de una casa rural por ejemplo, siempre y cuando no supongan un aumento del volumen de la misma ni un cambio en sus características básicas», matizó.

Hasta ahora, el uso que se podía dar a estas construcciones quedaba a criterio de los técnicos y «nuestro PGOU no citaba literalmente nada sobre este punto y eso es precisamente lo que se aprobó en el pleno», explicó el concejal. Algo que, apuntó, «ya avala la legislación». Señaló que «se trata de edificaciones ya existentes en suelo rústico, que generalmente estaban vinculadas a alguna actividad ganadera por lo que en ningún caso se contempla la construcción de otro inmueble». La medida supondrá, «un alivio para todos aquellos propietarios que no podían dar uso a este tipo de edificaciones ya que no podían cambiarles su uso original y les resultaba muy difícil conservarlas».

Aunque será necesario que los técnicos realicen un informe antes de realizar cualquier reforma para darle el uso deseado, la aprobación de este punto por parte del Pleno «permite a los vecinos restaurar algunas edificaciones que forman parte de este catálogo y les da opciones para estas construcciones muchas veces heredadas», siempre y cuando no se modifiquen más de lo que está establecido por ley.

En la sesión plenaria se aprobó también el criterio interpretativo número 4, que hace alusión a la capacidad de segregar el interior de grandes casonas (compartimentar una vivienda), siempre y cuando su estructura lo permita y no se varíen los volúmenes ni las condiciones arquitectónicas. «De esta forma, a partir de ahora, los propietarios que hereden grandes casonas podrán construir apartamentos o hacer dos viviendas diferentes algo que hasta ahora no se recogía en el PGOU», matizó Rozas. «La medida cuenta con condiciones restrictivas para que se cumpla el planeamiento y no se podrá hacer en caso de que se trate, por ejemplo, de un Bien de Interés Cultural». De este modo, «si un propietario hereda una casa muy grande lo puede convertir en un edificio dedicado al ocio o la hostelería».

También se aprobó en el pleno la ordenanza municipal reguladora del procedimiento abreviado para obras menores que tiene como objetivo acortar los plazos en la solicitud de una licencia municipal para obras menores en edificios no protegidos. La ordenanza recoge que para realizar una obra de este tipo en una vivienda, como la instalación de pequeños sanitarios o el pintado de fachadas, «ya no se necesitará el visto bueno previo del arquitecto municipal», sino que será suficiente con acudir al Consistorio «rellenar un formulario, realizar un presupuesto y pagar una pequeña liquidación para poder realizar la obra».

Esto permitirá que se puedan llevar a cabo obras menores en plazos más cortos. «Los trabajadores jurídicos y técnicos del Ayuntamiento están sobredimensionados con tantas licencias en grandes obras, por lo que lo que pretendemos es acortar los plazos en estas pequeñas actuaciones», matizó el concejal.

Fotos

Vídeos