Comillas estudia una circunvalación que evite atravesar el centro urbano

Vista de una de las rotondas de Comillas (al fondo) que da acceso a la playa y al municipio de Ruiloba./Javier Rosendo
Vista de una de las rotondas de Comillas (al fondo) que da acceso a la playa y al municipio de Ruiloba. / Javier Rosendo

Dos viales rodearían la villa por el Este y por el Oeste y permitirían acceder directamente a municipios como San Vicente o Ruiloba

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEAComillas

El Ayuntamiento de Comillas proyecta construir dos viales que supongan la circunvalación completa de la villa como alternativa a la variante Este que hace ocho años intentó construir el Gobierno de Cantabria y que se tumbó en los tribunales.

Con el objetivo de que los vehículos no tengan que atravesar el centro urbano de la villa modernista para acceder a las carreteras que dan acceso a municipios como Ruiloba, la playa de Oyambre o San Vicente de la Barquera, el equipo de gobierno (PRC y PSOE) planea construir dos carreteras, una al Este y otra al Oeste de Comillas, que rodeen la localidad, «aprovechando los caminos ya existentes en el municipio», explicó el primer teniente alcalde, Julián Rozas (PSOE). La iniciativa supone una alternativa a la variante Este, que fue anulada por el Tribunal Supremo en el año 2013, al considerar que el trazado de la carretera suponía un gran «impacto ambiental».

Los viales partirían de la rotonda de entrada Sur de Comillas, en la carretera que comunica el municipio con Cabezón de la Sal. «Uno de ellos rodearía la urbanización de Rovacías hasta Puente Portillo, que ya pertenece al municipio de Ruiloba», concretó Rozas. En Puente Portillo hay, en la actualidad, una intersección que permite tomar la carretera hacia la zona de la playa de Comillas o salir directamente hacia Ruiloba y Alfoz de Lloredo.

«Aprovecharemos los caminos ya existentes en Comillas para realizar la obra»

El segundo vial proyectado rodearía la villa por el Oeste. En este caso, «aprovecharíamos el camino de Ruiseñada y Rioturbio que ya existe, por donde están los depósitos de agua, para salir a la altura del campo de fútbol de Rubárcena, lo que permitiría derivar el tráfico hacia Oyambre o San Vicente de la Barquera». Esta alternativa supondría sin duda un gran respiro para Comillas, pues en verano son muchos los conductores que acuden a las playas de San Vicente y se ven obligados a atravesar el centro de la villa que, en época estival, suele estar abarrotado de vehículos y de turistas. Durante el mes de agosto, se pueden llegar a formar largas colas de coches para acceder a la localidad, lo que ralentiza en exceso la circulación. Un problema que los políticos locales llevan años tratando de solucionar.

«Hemos cambiado la intención de construir aquella obra faraónica por hacer algo ajustado a la orografía, teniendo en cuenta los terrenos y los viales ya existentes en Comillas para que el impacto ambiental resulte mínimo», manifestó Rozas (PSOE), que ve en este proyecto una solución viable. «Buscamos liberar al centro de todo el tráfico que no tiene como fin ir a Comillas» y hacerlo de forma que no suponga un gran despliegue de medios.

Según el concejal, «preveemos que construir la circunvalación cueste una décima parte de lo que iba a costar la variante Este», adelantó, aunque tampoco ofreció una cifra concreta. Por el momento, «ya hemos presentado el anteproyecto a la Consejería de Obras Públicas y lo ha recibido muy bien». Además, el equipo de Gobierno aprobó hace dos semanas en pleno el avance de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, vigente desde el año 2008. Se trata de una especie de actualización del documento urbanístico que permitirá desarrollar determinadas actuaciones que no están contempladas, como la construcción de estos viales o de nuevas glorietas. El avance ya ha sido enviado a las entidades correspondientes para que éstas den su visto bueno y poder así continuar con los trámites necesarios para su aprobación definitiva.

El concejal señaló que quiere que sea «un proceso participativo, en el que tomen parte los ciudadanos». También se tomará en consideración la opinión de comerciantes y hosteleros, que se ven beneficiados por el tráfico de vehículos y turistas. La medida tendrá además como consecuencia que los peatones puedan circular por las calles con mayor seguridad y sin tener que esquivar coches constantemente.

Fue el año en el que el Tribunal Supremo anuló la construcción de la variante

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos