Comillas estudia sacar el tráfico de su casco urbano con dos nuevos viales

Comillas estudia sacar el tráfico de su casco urbano con dos nuevos viales
Javier Rosendo

La iniciativa se incluye en un proyecto de renovación del Plan General, que data de 2008, para actualizarlo

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEA

El equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Comillas (PRC y PSOE) ha aprobado el Avance y el Documento Inicial Estratégico de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio. La medida, según explicó ayer la alcaldesa, Teresa Noceda (PRC), consiste básicamente «en revisar el Plan General de Comillas, que fue aprobado en el año 2008, y actualizarlo teniendo en cuenta las necesidades del municipio». En los diez últimos años, «se ha anulado la construcción de la Variante Este de Comillas», recordó el concejal del área, Julián Rozas (PSOE), «y se ha aprobado el Proyecto Singular de Interés Regional de la Universidad Pontificia», dos proyectos ambos de vital importancia desde el punto de vista urbanístico.

La construcción de la variante de Comillas, anulada de forma definitiva por el Supremo en 2013, iba a suponer despejar de vehículos la entrada y el casco histórico de la villa, donde se forma una gran concentración de coches en las épocas estivales. La resolución judicial definitiva supuso un 'fiasco' para la alcaldesa, cuya intención en relación al tráfico de vehículos en la villa continúa siendo la misma. Por eso, una de las propuestas que contiene el Avance «consiste en desviar el tráfico fuera del centro urbano a través de la construcción de dos nuevos viales a Este y Oeste a partir del viario local existente», concretó el concejal de Urbanismo.

El equipo de gobierno pretende reordenar así la circulación de coches por las calles de la localidad, que impide que los viandantes transiten con total seguridad y fluidez, y rompe la armonía estética del conjunto histórico artístico. Aunque la medida haya sido incluida en el PGOU, los políticos locales deberán también llegar a un acuerdo con los comerciantes de Comillas, cuya mayoría se ha posicionado en contra de que sus clientes no puedan aparcar en el centro.

También se ha revisado el Plan Especial de Protección del Casco Histórico de la villa

Además de esta propuesta, el avance incluye cambios en el Plan Especial de Protección del Casco Histórico de la localidad. «Estamos en un tiempo de cambio que nuestro planeamiento urbanístico no puede ignorar, que en buena medida proviene de una crisis del modelo económico de la construcción y de las nuevas demandas sociales», señaló el concejal. Tras esos cambios, dijo, «están nuestros mayores problemas, como son la despoblación, el envejecimiento paulatino y la estacionalidad de la actividad económica». «Tenemos que lograr un municipio atractivo para que la gente se quede a vivir», insistió. El objetivo es que el nuevo modelo territorial «incentive la rehabilitación de los inmuebles y espacios públicos y una regulación flexible de su uso». También, «trabajamos para convertir a Comillas en un Territorio Inteligente, que haga uso de las nuevas tecnologías para gestionar las infraestructuras y ofrecer servicios adicionales a los ciudadanos».

Todas estas propuestas para modernizar Comillas también se incluyen en el documento urbanístico «porque supondrán muchos cambios, como implantar la fibra óptica o crear un proyecto de museografía urbana». Algo que todavía está muy verde, pero que los concejales esperan convierta a Comillas «en un modelo a seguir entre los municipios del entorno».

Tras esta aprobación, «comienza un periodo de exposición pública, para fomentar la reflexión y el debate entre todos acerca de las propuestas urbanísticas que el documento plantea», señaló Rozas. Posteriormente, el documento tendrá que pasar por las diferentes consejerías y organismos competentes para proceder después a su aprobación inicial. Tras enviarlo a la Crotu y que ésta dé su visto bueno, volverá a aprobarse de forma definitiva, pero para eso aún falta un tiempo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos