La Confederación Hidrográfica obliga a Alfoz de Lloredo a eliminar los cierres de tres fincas

El Ayuntamiento de Alfoz de Lloredo. /DM
El Ayuntamiento de Alfoz de Lloredo. / DM

Responde a una denuncia del portavoz socialista, Fernando Rodríguez, que a su vez tiene un expediente abierto por una vivienda de su propiedad

LUCÍA ALCOLEA NOVALES.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha incoado un expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Alfoz de Lloredo en el que obliga a éste a retirar los cierres de las fincas situados en las zonas de servidumbre de los márgenes de los arroyos La Presa, San Miguel y Regero, en el pueblo de Novales. La Confederación le da así la razón al portavoz socialista en el Ayuntamiento, Fernando Rodríguez, que denunció los cerramientos realizados con estacas de madera en varios arroyos de la localidad.

El portavoz socialista que realizó la denuncia tiene un expediente abierto en la Confederación por una vivienda de su propiedad, que tiene a la venta y que linda al Sur con la carretera, donde existe arbolado de siete metros plantado a una distancia aproximada de un metro de la acera, según explicó el Ayuntamiento a través de una nota de prensa. Confederación impuso un expediente sancionador a este vecino, a quien obligaba a restituir las cosas a su primitivo estado.

Idéntica situación

Lo mismo tendrá que hacer ahora el Ayuntamiento, a quien obliga a retirar los cierres de los ríos. En el expediente, la Confederación asegura que el Ayuntamiento ha llevado a cabo estos cierres en los arroyos sin contar tampoco con la preceptiva autorización administrativa de este organismo de cuenca y no tiene en cuenta ninguna de las alegaciones presentadas por la entidad local.

El Consistorio había alegado en su defensa que las estacas objeto de la denuncia «presentan una antigüedad de 15 años y que fueron colocadas como elemento de seguridad para evitar daños a personas y vehículos, ya que en alguna ocasión se han producido caídas a los cauces referidos, motivo por el que se colocaron estos elementos de protección».

Sin embargo, la Confederación Hidrográfica asegura en el informe que «resulta probada la comisión de la infracción imputada conforme se desprende de la documentación que obra unida al expediente sancionador, sin que puedan ser aceptadas las alegaciones formuladas de contrario». De la comisión de la referida infracción, continúa, «se considera responsable al Ayuntamiento de Alfoz de Lloredo», al que impone la obligación de restituir las cosas a su primitivo estado en el plazo de quince días, tiempo del que dispone el Ayuntamiento para retirar los cierres de las fincas situadas en las márgenes de estos tres arroyos.

El alcalde, Enrique Bretones, explicó que «desde el Ayuntamiento vamos a tratar de legalizar los cierres, que llevan más de quince años ahí por una razón clara de seguridad, no son oclusivos y se adaptan perfectamente al entorno». En caso de que las tengamos que quitar, advirtió, «alguien tendrá que hacerse responsable si tiene lugar un accidente».

En una nota de prensa, el Ayuntamiento ha insistido este viernes en que «no son cierres que dividan fincas privadas, sino que son barandillas de seguridad que hace más de quince años que el Ayuntamiento colocó para salvaguardar la seguridad de vehículos y peatones, puesto que los mismos lindan con espacios públicos».

El Ayuntamiento va a solicitar a la Confederación Hidrográfica del Norte la legalización de los cierres debido a «un carácter claro de seguridad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos