Cultura invertirá 160.000 euros en la nueva cubierta de la Torre de Estrada

DM

La actuación, que se ejecutará el próximo año, permitirá completar el contenido de este espacio, dedicado a la historia de los maquis

VICENTE CORTABITARTESan Vicente

La histórica Torre de Estrada, situada en este pequeño pueblo de Val de San Vicente, verá resuelto a principios del próximo año el principal problema que padece para su conservación con la instalación de una nueva cubierta y poder completar así el contenido museístico que actualmente alberga sobre la historia de los maquis.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, que en la mañana del jueves visitó este singular espacio, se comprometió ante el alcalde y la concejala de Cultura de Val de San Vicente, Roberto Escobedo y Olga Borbolla, respectivamente, a retomar el proyecto del año 2011 y actualizarlo para poder iniciar el proceso administrativo y ejecutar a principios de 2018 la instalación de una nueva cubierta, con una inversión que rondará los 160.000 euros.

Al no contar con documentación para conocer como era el remate original de la torre y cumplir la Ley de Patrimonio, con este proyecto se busca construir una nueva cubierta que cubra la torre que está declarada Bien de Interés Cultural con el objetivo de protegerla de las humedades y de la lluvia.

Ello permitirá continuar trabajando en la actual exposición que ofrece dedicado a la historia de los maquis, especialmente centrado en la figura de ‘Juanín’, natural de la zona en la que está enclavada la torre, para convertirla en un centro de la memoria histórica.

Roberto Escobedo señaló que Val de San Vicente lleva muchos años luchando por conseguir este proyecto para la Torre de Estrada que es el principal monumento histórico del municipio, y que «tras la pasividad del anterior Ejecutivo, hemos encontrado el apoyo del actual consejero, Ramón Ruiz, para proteger este Bien Cultural y dotar de mayor contenido a la exposición que se ofrece en el interior del edificio».

Recalcó también que de esta manera se podrá eliminar el actual andamiaje que rodea la torre que, además del negativo impacto visual que supone para los visitantes, tras el tiempo transcurrido desde que se instaló, también podría llegar a convertirse en un problema de seguridad.

La Torre de Estrada está enclavada en un singular recinto histórico de una finca amurallada de más de 12.000 metros cuadrados que está declarada como Bien de Interés Cultural desde 1992. Tras las primeras obras de rehabilitación se abrió a las visitas públicas en el año 2006, visitas que actualmente se ofrecen durante los periodos de primavera y verano. El edificio tiene la singularidad de contar con una capilla anexa dentro del recinto dedicada a San Bartolomé. Originaria del siglo VIII, fue reconstruida hacia el siglo XII, siendo propiedad de los duques de Estrada. Este monumento es gestionado mediante un convenio de cesión por el Ayuntamiento de Val de San Vicente, convenio que, según aseguró el alcalde, se verá ampliado próximamente.

Fotos

Vídeos