Los estudiantes cántabros compiten ya en el 'Mundial' de robótica de Japón

Integrantes de los equipos de San Vicente y Colindres, junto a sus profesores, ante el cartel de la edición de este año del RoboCup, en la ciudad japonesa de Nagoya. :: dm/
Integrantes de los equipos de San Vicente y Colindres, junto a sus profesores, ante el cartel de la edición de este año del RoboCup, en la ciudad japonesa de Nagoya. :: dm

Los equipos de Colindres y de San Vicente de la Barquera llegaron el jueves a Nagoya y desde entonces trabajan en sus proyectos

DM SANTANDER.

Tras varias semanas de incertidumbre y de trabajo e imaginación para conseguir el dinero necesario para costearse el viaje, los alumnos de los institutos José Hierro, de San Vicente de la Barquera, y Valentín Turienzo, de Colindres, ya están en la ciudad japonesa de Nagoya participando en el RoboCup 2017, en el que se reúnen jóvenes estudiantes de todo el mundo en torno a una pasión común: la robótica.

Desde el pasado jueves, ambos equipos, que se ganaron el derecho a participar en este certamen internacional tras haberse proclamado campeones de España, compiten con alumnos de centros de diferentes países. El viernes, los estudiantes de San Vicente realizaron tres pruebas en la modalidad de 'Rescue', desarrolladas en diferentes circuitos, mientras que los de Colindres, que compiten en la categoría de 'On Stage', hicieron la exposición técnica de los robots para el público, en inglés y durante diez minutos, tras la cual los jueces les entrevistaron durante otros 15 minutos haciéndoles preguntas sobre la construcción y la programación de los robots para asegurarse de que efectivamente los habían construido ellos.

Ambos equipos fueron felicitados por el buen nivel de los trabajos presentados, pese a que compiten con países con una gran tradición en robótica y que han invertido grandes sumas para competir en este 'Mundial' de Nagoya.

El trabajo de barquereños y colindreses continuó en la jornada de ayer. Los alumnos del José Hierro realizaron seis pruebas de rescate con nuevas pistas. Además les tocó trabajar con el equipo de Japón en el 'súper team', modalidad en la que se unen competidores de diferentes países para desarrollar un nuevo reto. Por su parte, los representantes del instituto Valentín Turienzo realizaron la primera actuación con su propuesta de trabajo. Posteriormente harán otra y puntuará la mejor de las dos.

Para la jornada de hoy, los colindreses tenían previsto realizar la primera representación de la performance completa con la que compiten en el certamen. En cuanto al 'súper team', a los del valentín Turienzo les tocó trabajar con equipos de Japón y Brasil y el reto al que tuvieron que hacer frente fue programar los robots para que uno de ellos persiga a los otros y cuando los llegue a tocar, éstos se queden 'congelados' y que haya otro robot que los 'descongele' volviéndolos a tocar.

Por su parte, los jóvenes del José Hierro de San Vicente completaron dos nuevas pruebas en otros tantos circuitos diseñados al efecto.

Además de competir con los ingenios robóticos que han construido, este grupo de cántabros también tiene tiempo para la diversión, todo dentro del marco de la edición de 2017 del RoboCup. Así, una vez finalizada la competición, pudieron disfrutar de una 'junior party', en la que pudieron relacionarse con estudiantes del resto de países participantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos