El Gobierno construirá un paseo peatonal entre Sopeña y Valle de Cabuérniga

Los vecinos suelen atravesar la distancia entre los pueblos caminando y por la carretera.
Los vecinos suelen atravesar la distancia entre los pueblos caminando y por la carretera. / Javier Rosendo

El objetivo que se persigue es mejorar la seguridad en el tramo de carretera que une las dos localidades, muy transitado por vecinos y visitantes

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabuérniga

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Cantabria llevará a cabo la construcción de un paseo peatonal entre Sopeña y Valle de Cabuérniga, así como la creación de una acera que una esta segunda localidad con el pueblo de Salcedillo, en la carretera CA-280, y que enlazará con el paso de peatones que ya existe en la zona. El objetivo de esta obra, según informó el Gobierno de Cantabria, es «dotar a la carretera de unas condiciones de seguridad vial óptimas y acabar con la peligrosidad que se originaba por el tránsito de peatones, ya que la carretera comunica dos núcleos de población».

En total, está prevista una inversión de 129.750 euros y de esta forma los viandantes podrán caminar entre estos pueblos de forma segura y no por la carretera, como sucede en ocasiones en esta zona, lo que conlleva cierta peligrosidad. Se trata de núcleos urbanos donde la velocidad máxima está limitada a 50 kilómetros por hora (30 en algunos tramos), pero donde es conveniente que los vecinos y también los visitantes dispongan de una acera sólo para ellos, en la que se garantice su seguridad.

LAS CIFRAS

129.750
euros es la cantidad que invertirá el Ejecutivo regional para la construcción de este paseo.
6
son los meses que la empresa adjudicataria tendrá para construir este camino peatonal.

En este sentido, el titular de Obras Públicas, José María Mazón, aseguró que con esta actuación «se cumple el compromiso de la Consejería de prevenir y evitar posibles accidentes antes de que sucedan».

El Ejecutivo ha adjudicado las obras a la empresa cántabra Gestión Integral de Obra Civil, por ser la que presentaba el mejor proyecto y las condiciones más ventajosas. El proyecto se acometerá en el plazo de seis meses. El paseo peatonal tendrá 1,80 metros de anchura y estará separado de la calzada mediante un arcén de 0,5 metros. Para delimitarlo bien y diferenciarlo de la carretera por la que circulan los vehículos, el nuevo recorrido estará separado mediante una doble línea blanca e incorporará pivotes de separación. Finalmente, se retranqueará el muro de mampostería longitudinal existente, se instalará el alumbrado público y se colocará la señalización y el balizamiento correspondiente.

Tras los trabajos, se espera que la zona quede perfectamente acondicionada en todos los sentidos, y los vecinos no tengan problemas para atravesarla pro la noche, al haberla provisto de farolas.

La construcción de este paseo peatonal es una demanda histórica del municipio, pues es común ver a paseantes por la zona atravesando la carretera que separa estos pueblos. Una demanda que «esta legislatura quedará solventada y cuya ejecución ha considerado prioritaria el consejero de Obras Públicas». Hay que tener en cuenta el idílico entorno en el que se encuentran estos núcleos de población, en plena naturaleza, donde los vecinos tienen la buena costumbre de desplazarse andando, motivo por el que el Gobierno de Cantabria ha considerado que tiene que trabajar para evitar accidentes. A esta actuación, se suma la que el Ejecutivo va a llevar a cabo en Virgen de la Peña, donde construirá un puente que una este pueblo con el de Villanueva de la Peña, lo que supondrá también un acceso directo al Valle de Cabuérniga, sin tener que atravesar el núcleo urbano de Cabezón de la Sal, por donde suelen circular muchos coches.

Fotos

Vídeos