Revilla inaugura la rehabilitación de la Casona de Carmona que se reabrirá «en los próximos meses»

Revilla inaugura la rehabilitación de la Casona de Carmona que se reabrirá «en los próximos meses»
Luis Palomeque

Tras 18 años cerrado, el Gobierno negocia con un grupo hostelero la explotación del hotel y el restaurante

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOCarmona

18 años después de su cierre, la rehabilitación de la Casona de Carmona ha sido inaugurada este domingo, último día del año, aunque sus puertas como hotel y restaurante no abrirán aún. Habrá que esperar unos meses a que su explotación sea adjudicada a alguna empresa hostelera, toda vez que la primera licitación quedó desierta. No obstante, el presidente regional, Miguel Ámgel Revilla, quiso oficializar el final de las obras aprovechando una tradición, una «historia de fidelidad», que cumple desde el año 1996: inaugurar alguna obra pública en Carmona el día de Nochevieja. Algo que en palabras del presidente ha permitido la «transformación» de la localidad, pasando de ser «un patatal» a una «joya rural» habitada por «gentes especiales». «Y nos quedaba esto –señaló en referencia a La Casona–, una obra muy complicada de hacer por estar en un entorno protegido».

La rehabilitación de la Casona se ha hecho desde el respeto a la arquitectura y el paisaje del emblemático pueblo carmoniego, declarado Bien de Interés Cultural por sus edificaciones singulares. El Palacio de los Díaz-Cosío y Mier, más conocido como la Casona de Carmona, es uno de los edificios más representativos de la arquitectura del siglo XVIII en Cantabria y luce ahora sus mejores galas tras una inversión cercana a los dos millones de euros.

La precaria situación del inmueble, propiedad de la empresa pública Cantur, llevó al cierre provisional del entonces hotel en 1999. Ahora se negocia con un grupo empresarial para reabrirla «en los próximos meses», tras quedar desierta recientemente la primera licitación.

La reforma, iniciada en la legislatura 2003-2007, ha concluido después de no pocos retrasos. El acto de inauguración de la obra, presidido por Revilla, tuvo lugar en el comedor del inmueble, uno de los espacios que han sido objeto de reforma, junto con la cocina, la cafetería y los aseos. Estas obras se han realizado soterradas por tratarse de un Conjunto Histórico y tras reforzar la cimentación original del edificio y realizar micropilotajes de refuerzo adicionales. Además, se han ejecutado actuaciones complementarias de mejora en varios puntos del interior y en la cubierta.ç

Luis Palomeque

«Quienes acudan al complejo hostelero matarán varios pájaros de un tiro», aventuró hoy el presidente, por la gastronomía, paisaje y cultura de la comarca. De hecho, se mostró convencido de que La Casona atraerá a muchos clientes, ya que él personalmente se encargará de promocionarla a través de «Twiter, Facebook o El Hormiguero». Revilla se comprometió a seguir visitando cada año Carmona en Nochevieja, un «día especial» que le permite reivindicar la vida rural y volver a «reencontrarme con mis orígenes».

Durante el acto también tomaron la palabra el director general de Cantur, Javier Carrión; el director de la obra, Juan José Velarde, y el alcalde de Cabuérniga, Gabriel Gómez y en la inauguración estuvieron presnetes el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, y numerosos directores generales y alcaldes, entre otras autoridades, la gran mayoría del PRC.

Revilla ha anunciado que el encargo para inaugurar en el día de Nochevieja de l próximo año es la mejora del acceso al pueblo, para que «quien venga se dé cuenta de que entra a un conjunto histórico» y finalizar la prolongación del acceso a la Ermita de Las Lindes.

La rehabilitación: un modelo diferenciado

El comedor, salón de desayunos, cafetería, cocina y aseos adaptados inaugurados hoy, han sido construidos bajo rasante en la fachada norte. En la reforma, Cantur ha apostado por diferenciar el modelo de negocio a desarrollar en La Casona con una restauración de calidad y con la introducción de nuevas actividades que constituyan el hecho singular que atraiga a los visitantes y clientes, tanto a la instalación como al pueblo de Carmona.

A pesar de que las nuevas instalaciones están soterradas, el diseño permite que el restaurante reciba luz natural mediante una terraza que rodea un anfiteatro vegetal. También se ha reparado y saneado la escalera de comunicación existente entre La Casona y la planta soterrada, se ha acondicionado la escalera principal y se ha habilitado una oficina de planta.

En el exterior, la parcela se ha adecentado eliminando elementos deteriorados y abandonados, se ha urbanizado mediante un muro perimetral de cierre y se ha dotado de una terraza en superficie. Para conseguir una adecuada integración de la cobertura vegetal se han efectuado siembras y plantaciones.

El total del coste de las obras, que ha sufrido diversos avatares y atraso, se acerca a los dos millones de euros. Los trabajos de la última fase, ejecutada entre 2001 y 2017 han ascendido a 532.653 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos