Saja-Nansa se promociona unida

La caseta se ubica en el aparcamiento y sirve de punto de información.. /Javier Rosendo
La caseta se ubica en el aparcamiento y sirve de punto de información.. / Javier Rosendo

La Mancomunidad coloca un punto de información en las secuoyas para promocionar los recursos de la zona

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

La comarca Saja-Nansa ha activado sus altavoces para que se escuche bien el mensaje que quiere enviar a los turistas que visitan la zona. Desde el pasado viernes, la Mancomunidad Saja-Nansa ha puesto en marcha el proyecto de 'Promoción y divulgación del turismo, la naturaleza, la cultura y el deporte en Saja Nansa', cuyo objetivo es llevar a cabo acciones que fomenten la identidad comarcal, promoviendo y divulgando sus recursos patrimoniales, turísticos, naturales, etc. La materialización de esta iniciativa es de madera y se trata de una caseta que desde el pasado viernes está instalada a la entrada del principal aparcamiento del bosque de las secuoyas de Cabezón de la Sal. Una caseta que es un punto de información turístico desde donde se informa a los visitantes sobre los recursos turísticos de la comarca. Una forma de 'atrapar' a los miles que visitan el famoso bosque, situado a la entrada de Cabezón, en un punto en medio de ninguna parte, donde es fácil que los guías del punto de información envíen al turista a Cabezón y los pueblos de la comarca.

La caseta está desde el 11 de agosto

La iniciativa de crear este punto de información le corresponde, por entero, a Sara Escalante, la técnico encargada de la oficina de turismo de Cabezón de la Sal, que lleva años proponiendo esta idea. La sorpresa se la llevó el pasado dos de agosto, en que fue invitada a una reunión de un equipo multidisciplinar de diplomados en turismo, geógrafos, y un historiador con un amplio conocimiento de la comarca Saja-Nansa. Sara propuso la idea de sacarle provecho a las secuoyas para invitar al turista a visitar la comarca y la idea fraguó. Tanto es así que el pasado viernes día 11 se instaló la caseta en el aparcamiento de entrada a este bosque de árboles infinitos y desde entonces, los trabajadores de Corporaciones Locales de la Mancomunidad Saja-Nansa, no paran de repartir folletos. «Se trata del recurso turístico por excelencia, donde además el turismo no está estacionalizado, ya que acude en todas las épocas del año, y había que sacarle partido», comenta Sara, contenta con este logro.

El alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Manuel Reinoso, también piensa que «es una iniciativa que va a beneficiar tanto a Cabezón como a la comarca entera», comenta. «La historia es atrapar a toda esa gente que visita las secuoyas y hacer que se quede en la comarca sin marcharse a la costa o a los Lagos de Covadonga, por poner un ejemplo», dice Reinoso. Desde el bosque de las secuoyas es fácil seguir hacia Comillas o salir a la autovía hacia otros municipios, a pesar de la cercanía de este parque con Cabezón de la Sal, municipio al que pertenece. Por eso, captar ese turismo potencial «y enviarle hacia los pueblos que componen la Reserva del Saja es importante».

Se está creando un grupo de trabajo compuesto por profesionales que pongan en marcha iniciativas Habrá puntos de información que completarán la oferta

Otra iniciativa

La otra iniciativa de este proyecto, que tiene como objetivo potenciar el turismo en Saja-Nansa, consiste en «la creación de puntos de información comarcal en las oficinas de turismo que dependen de los ayuntamientos y mancomunidades de la comarca (Cabezón de la Sal, San Vicente de la Barquera, Ruente, Barcena Mayor, Oyambre, Puente El Arrudo y Rionansa), con el fin de mejorar nuestras ofertas y optimizar nuestros recursos», detalla la técnico jurídico de la Mancomunidad Saja-Nansa, María José Urraca. De tal manera que en estas oficinas de turismo siempre haya gente ofreciendo información sobre los recursos y los lugares que visitar en la Mancomunidad. Así, si una persona entra en la oficina de turismo de San Vicente de la Barquera, recibirá información sobre este municipio y sobre la zona Saja-Nansa. Se cubre pues, «la necesidad de coordinar y homogeneizar la información del territorio, fomentar el trabajo en red que permita conocer las actividades desarrolladas en la comarca y establecer criterios comunes de trabajo, como base para favorecer la cohesión e identidad comarcal», apunta Urraca. Estos puntos de información comarcales «complementarán y apoyarán a las oficinas de información, dentro de la estrategia de trabajo coordinado de las distintas administraciones locales en el territorio de la Mancomunidad Saja-Nansa».

Por eso también se ha comenzado a coordinar la creación de un grupo de trabajo técnico, compuesto por profesionales, trabajadores y entendidos en este tema, que se reúnen periódicamente para poner en marchar iniciativas de este tipo. Y así lo explica Sara también desde la oficina de turismo de Cabezón. «Se trata de vender la imagen de la comarca como un todo y las oficinas se van a movilizar para eso». Hoy, por ejemplo, Día de Cantabria, hay trabajadores de la Mancomunidad en la oficina de turismo de Cabezón informando sobre los recursos de la zona Saja-Nansa. Una zona que en Cantabria cada vez tiene mayor atractivo para los visitantes. «Este verano está siendo muy bueno», dice Sara, que lo atribuye, en parte, al mal tiempo. «La gente no viene buscando sol y playa». Y en la oficina de turismo de Cabezón de la Sal no para de entrar gente de diferentes puntos de España preguntando por el bosque de las secuoyas. Sara les da un folleto, les habla del parque natural Saja-Besaya y les informa de paso sobre una visita guiada que hay en el pueblo de Bárcena Mayor, «al que se llega por la carretera...».

Fotos

Vídeos