«En esta tierra la vida no se para cuando llueve»

El periodista Juan Ramón Lucas y su pareja, la modelo Sandra Ibarra, nombrados Embajadores Solidarios de Novales

Sara Torre
SARA TORRENovales

El periodista Juan Ramón Lucas fue nombrado el pasado fin de semana Embajador Solidario en la fiesta celebrada en Novales que alcanzó su sexta edición y batió récord de recaudación (23.000 euros). Junto a él, se nombró Embajadora a su pareja, la modelo Sandra Ibarra, quien después de sobrevivir al cáncer ha creado una fundación con su nombre. Este año, parte del dinero recaudado en Limones Solidarios se destinará a la creación de la 'Escuela de Supervivientes'.

-Se ha batido el récord de recaudación, pese al mal tiempo. Eso tiene mérito.

-Estamos teniendo, en general, un verano que es poco usual. Aquí llueve, y llueve mucho y llueve casi siempre, pero yo no recuerdo veranos en la cornisa cantábrica, entre Asturias y el occidente de Cantabria, tan húmedos, con tanta lluvia. Y es verdad que tiene mérito que se consiga concentrar en una jornada como ésta tanta ente como se concentró. Pero también es verdad que ya que estamos aquí... La vida no se para en esta tierra cuando llueve.

«Hay una especie de poblado de Asterix en medio del frondoso verde del Norte donde se crían unos limones como los de Novales»

-¿Cómo vivió el evento?

-Disfrutamos. Vimos la fiesta, tenemos dos limoneros plantados allí; uno con el nombre e la fundación y otro con el de Sandra y el mío, y nos sentimos honradísimos y orgullosísimos

-Su presencia como embajadores pudo ser clave para el éxito.

-No creo que tenga demasiado que ver el hecho de que seamos nosotros, sino con que se organice como se organiza, el ambiente que se consigue crear, y que sea solidaria, que eso siempre mueve mucho. Todos tenemos ganas da aportar cosas a quienes no lo están pasando bien. O, en nuestro caso, si hablamos de cáncer, es algo que en algún momento nos toca a todos cerca, muy cerca o directamente. O sea, que enhorabuena al Ayuntamiento por organizarlo y a quienes trabajan para que salga adelante.

-No obstante, los asistentes a la fiesta han trasmitido que les han sentido muy cercanos.

-Si ha sido así, fantástico, bienvenido sea. No podemos ni sabemos ser de otra forma. Somos de aquí. Sandra se ha hecho asturiana consorte y nos sentimos muy arropados. Cuando te sientes arropado por la gente y querido, pues lo das.

«La Fundación Sandra Ibarra quiere crear un foro de solidaridad contra el cáncer»

-En la recepción que tuvo lugar en el Ayuntamiento, Sandra habló de un proyecto muy interesante. ¿Cómo lo resumiría?

-El proyecto es la Escuela de Supervivientes, un foro que quiere crear la Fundación Sandra Ibarra, de solidaridad contra el cáncer, para que personas que han sobrevivido al cáncer cuenten sus experiencias. El fin es que personas que están siendo pacientes, que están pasando por la enfermedad en estos momentos, o incluso médicos, puedan conocer estas experiencias partiendo de un criterio. Y es que cuando te dan el alta, cuando terminas, cuando te curas, hay veces que te quedan problemas que no aborda la medicina, que no aborda la sociedad. Entonces, lo que queremos es que las experiencias de quienes han pasado el cáncer, a quienes les ha cambiado el ánimo y la manera de ver las osas se traduzcan en un foro.

-¿Qué relación tiene con el libro 'Diario de vida'?

-Es una de las primeras pedaladas de ese foro, de esa escuela de supervivientes. Saldrá con experiencias de supervivientes, y después, las experiencias se irán poniendo en una plataforma web para que compartamos dentro de esa escuela.

-Ésta no era la primera vez que estaba en Novales, ¿verdad?

-No. Mi familia es de la zona oriental de Asturias; somos gente de frontera y los pueblos de relativamente cerca, entre Unquera y Torrelavega, forman parte de nuestra vida cotidiana. Yo voy a menudo a Caviedes, tengo amigos allí, y en Novales, tengo vínculos con Berto (presidente e la Asociación Limones Solidarios). Y con los caballos, he ido muchas veces.

-¿Qué opina sobre el pueblo?

-Me deja sorprendido, porque, de repente, hay una especie de poblado de Asterix en medio del frondoso verde del Norte donde se crían unos limones como los que se crían en Novales.

-Ha dicho el alcalde que ahora le van a hacer llegar los que nazcan en el árbol que han plantado en su honor...

-Perfecto, aunque yo casi prefiero ir a recolectarlos cuando llegue el momento, que eso también estará muy bien.

Fotos

Vídeos