Trajes, arte y guitarra en el centro cultural en el mes de julio

Exposición de los trajes de época de Vera Simons que ocupa una de las salas del centro cultural.
Exposición de los trajes de época de Vera Simons que ocupa una de las salas del centro cultural. / Javier Rosendo

El Espolón de Comillas acoge de nuevo la muestra de trajes de época de Vera Simons, un concierto de Pedro Navarro y el arte de Pablo Burgos

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEA

El centro cultural El Espolón de Comillas es durante el mes de julio un paisaje plagado de detalles. En los trajes de época de Vera Simons, en la línea que sobresale de la escultura de Pablo Burgos o en los acordes de la guitarra de Pedro Navarro, que actuó el pasado viernes día 7 y que hizo vibrar las venas del edificio. En julio, el centro cultural de Comillas respira arte por los cuatro costados.

Colección de Vera Simons

La semana pasada se inauguró la exposición de Vera Simons, que el año pasado mostró algunos de sus trajes (tiene una colección de 90 piezas) en el antiguo ayuntamiento de la villa modernista. Este año, en cambio, su obra ocupa una de las salas del Espolón, «lo que es mejor, porque hay más espacio y he llevado 31 trajes», relata la artista. Todos, de mujeres y todos se corresponden con la época de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Y ahí están, ocupando con su galantería todo ese espacio en blanco del Espolón los trajes sobre los maniquíes y otra vez los detalles. En la manga del vestido azul, en la sombra del sombrero sobre esos rostros inertes que parecen reales. En la quietud de las figuras. Es el trabajo de esta experta en la confección de trajes de época, que lleva muchos años cosiendo terciopelos, sombreros «y metros y metros de puntilla». Laboriosa y magistral, su obra se puede visitar desde el día 4 y permanecerá todo el mes en el centro cultural.

'Vanitas. Tierra Prometida'

También se inauguró el día 5 la obra del pintor y profesor de pintura en la Escuela Municipal Eduardo López Pisano de Torrelavega, Pablo Burgos. Su trabajo lleva por título 'Vanitas. Tierra Prometida' y versa sobre «la importancia de defender la cultura». Se trata de una exposición en la que podremos encontrar grabados, escultura y pintura. Un trabajo que le ha llevado dos años y que se le ocurrió tras ver un documental sobre los daños que estaba causado el ISIS (Estado Islámico en sus siglas en inglés) en el patrimonio arquitectónico de Palmira (Siria). «Me hizo reflexionar hasta darme cuenta de que no solamente era un problema de ese país, sino que éramos nosotros los que no acabábamos de defender nuestra propia cultura, que nació con la Ilustración. Me refiero al uso de las libertades, la democracia y a que puedas expresarte y pensar libremente», explica el autor, que trata de, a través de esta exposición, dibujar una interrogación en la mente del espectador.

Como técnica, ha empleado el temple y podemos encontrar, por ejemplo, una serie de cabezas inertes, que van metidas dentro de una urna y su mirada apunta única y exclusivamente en una dirección. «Quiero mostrar que somos incapaces de girarnos para ver otras realidades». La obra de Pablo Burgos invita a una interesante y necesaria reflexión. «Es necesario mantenernos despiertos», asegura. También su obra permencerá a disposición de todos los visitantes en El Espolón.

Pedro Navarro interpretó a Paco de Lucía

La guinda del pastel, el pasado viernes 7, la puso la guitarra y los dedos de Pedro Navarro, músico de Castellón, que interpretó a Paco de Lucía y que ha viajado con su guitarra por todo el mundo, desde Estados Unidos a Australia. Y con el mes de julio llegará mucho más arte y más música al Espolón. Incluído un concierto de música electrónica de autor a cargo de Impresionoise, «para los amantes de la música electrónica contemporánea y para cualquier persona con interés en la escucha de nuevos horizontes musicales», reza en su página web.

Fotos

Vídeos