San Vicente reclama la mejora de la senda que une La Barra con el Faro

El camino es estrecho e irregular, con piedras y tierra suelta que propicia las caídas /V. Cortabitarte
El camino es estrecho e irregular, con piedras y tierra suelta que propicia las caídas / V. Cortabitarte
San Vicente

El Ayuntamiento considera «incomprensible» el rechazo del Parque de Oyambre a esta demanda con la que se incrementaría la afluencia de público al Centro de Visitantes

VICENTE CORTABITARTE SAN VICENTE.

El Ayuntamiento de San Vicente de la Barquera insiste en su demanda a la Dirección General de la Conservación de la Naturaleza de mejorar la senda que une el rompeolas, zona conocida como La Barra, con el Faro, con el objetivo de hacerla más segura y cómoda para los usuarios, al considerar que en las actuales circunstancias es un pequeño camino dificultoso, no solo por el desnivel, contra el que nada se puede hacer, sino por la estrechez, la irregularidad del terreno y por contar con piedra y tierra suelta que provoca caídas e impide su uso cuando está mojado.

El concejal responsable de Medio Ambiente del Ayuntamiento barquereño, Martín Chaves, considera que la mejora de esta senda es imprescindible para conectar realmente el Faro Punta de la Silla, en el que se encuentra enclavado el Centro de Visitantes del Parque Natural de Oyambre, con la ruta marinera de San Vicente, que es una de las mas visitadas por los turistas de la villa, en la que se encuentra el puerto, el Santuario de La Barquera y el rompeolas.

«Queremos resaltar el entorno, que pueda ser utilizado y muy visitado» edil de Medio Ambiente

En dicha ruta también está el faro, pero la realidad es que el número de visitantes que finalmente accede a este espacio es muy inferior que el que acude al resto de los puntos de la ruta, especialmente al rompeolas, porque desde dicho punto se ven obligados a realizar un recorrido a pie de cerca de un kilómetro, ya que son muy pocos los que se adentran por la senda que le conecta con el faro por las características que tiene en la actualidad la senda, a pesar de que la distancia entre ambos puntos es de apenas 100 metros con unos 40 metros de desnivel.

Un punto de interés

«El gran beneficiado en la mejora de la senda sería el propio faro, espacio que en la actualidad se gestiona con fondos públicos procedentes de la Dirección General de la Conservación de la Naturaleza y que cuenta con un gran atractivo, tanto por las espectaculares vistas que ofrece a los turistas, como por la exposición que acoge y las interesantes actividades que en él se desarrollan, por lo que cuenta con un enorme potencial», ha reconocido el edil barquereño.

Chaves señala que durante una comprobación realizada recientemente, en un momento concreto, se pudo constatar que había cerca de un centenar de personas paseando por el rompeolas y en ese mismo instante en las instalaciones del faro estaban solamente un matrimonio y su hijo, lo que claramente evidencia la necesidad de una mejor conexión entre ambos lugares, unido a una más adecuada señalización .

«No logramos entender como los responsables técnicos del Parque de Oyambre se oponen a la mejora que pedimos desde el Ayuntamiento para una senda, que discurre por un espacio natural que une dos zonas urbanas con viviendas, separadas por apenas 50 metros de distancia, ya que lo que se solicita es similar y no añade nada nuevo a otras actuaciones que se han puesto en marcha en rutas y sendas de interés, ambientalmente mucho más sensibles. Desde el Consistorio no pretendemos actuar contra el entorno natural y paisajístico, sino resaltarlo y que pueda ser utilizado y visitado por la mayor parte de gente posible», ha señalado Chaves.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos