San Vicente renovará la Plaza Mayor del Fuero después del verano

La Plaza Mayor del Fuero se renovará manteniendo el tráfico y los aparcamientos e instalando un nuevo escudo en mosaico del municipio. /VC
La Plaza Mayor del Fuero se renovará manteniendo el tráfico y los aparcamientos e instalando un nuevo escudo en mosaico del municipio. / VC

La propuesta final acometerá la reforma del centro de la villa sin afrontar la peatonalización prevista en el proyecto inicial que se presentó

VICENTE CORTABITARTE

El Ayuntamiento de San Vicente de la Barquera inició la actual legislatura lanzando un proyecto muy importante como era la reforma integral de la Plaza Mayor del Fuero y va a finalizar el actual mandato ejecutando la obra, pero con una propuesta de obra muy diferente a la que se presentó hace tres años.

Aquella idea inicial con la que llegó bajo el brazo el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, contemplaba la peatonalización de toda la plaza, eliminando la mayor parte de las actuales sesenta plazas de aparcamiento y dejando abierto un debate para ver que se hacía con el arbolado existente, un conjunto de plátanos entrelazados entre si que, para algunos, es una de las señas de identidad de la plaza, y para otros un arbolado sin interés que, dada su configuración, lo único que hace es condicionar los usos y actividades que se pueden desarrollar en dicho espacio.

La realidad es que ese debate que se anunció abrir para que los vecinos opinasen sobre esa propuesta inicial no se realizó y ha sido el equipo de gobierno, aduciendo principalmente la falta de aparcamiento, quien encargó un proyecto mucho menos ambicioso.

Se eliminarán una gran parte de las jardineras actuales para ensanchar las aceras

En la actualidad, la reforma de la actual Plaza del Fuero cuenta con un presupuesto inicial de 100.000 euros y se está en fase de licitación de la obra. En este sentido, a la convocatoria abierta se han presentado numerosas empresas, teniendo previsto que los trabajos se inicien al finalizar el verano para que no afecten a la intensa actividad que se registra en la villa en ese periodo, ya que la obra -durante su desarrollo- afectará al tráfico y al aparcamiento de este espacio estratégico del centro de la villa.

Amplia extensión

Los trabajos de reforma de la plaza afectarán a un área con una extensión de 4.400 metros cuadrados. Se trata del que ha sido, durante muchos años, el centro neurálgico de la villa, cuya última gran reforma se realizó hace unos 30 años. En aquel entonces se cambió el pavimento, el mobiliario urbano y se creó un espacio protegido del tráfico, que lo rodeaba instalando unos jardincillos bajo los árboles.

La remodelación de la plaza contempla ahora dotarla de unos 650 metros cuadrados de nueva acera, logrando anchuras mínimas de 1,50 metros en cualquier punto, para lo que será necesario rebajar los badenes actuales. De esta manera se resuelve uno de los principales problemas que ofrece el actual emplazamiento que, en algunos puntos, cuenta con unas aceras de apenas 0'50 metros que solo sirven para canalizar el paso de las personas al salir de los vehículos aparcados para buscar espacios por donde pasear.

Para ello será necesario eliminar las jardineras actualmente existentes en la zona norte y sur de la plaza, respetando el arbolado. Los alcorques que, en la actualidad, rodean el arbolado y que pueden provocar tropiezos se sustituirán por otros que irán a nivel del suelo mediante rellenos de material resinoso drenante.

La obra, cuyo presupuesto inicial ronda los 100.000 euros, comenzará después del verano

A la par, se rediseñarán los pasos de cebra en las intersecciones con la carretera nacional 634, construyéndolos mas seguros y accesibles, además de habilitar dos nuevos pasos en el acceso oeste de la plaza, para dar continuidad al tránsito peatonal en el sentido norte-sur.

Renovación

Se renovará la pavimentación de toda la plaza, incluyendo la reposición de uno de los elementos mas importantes como es el escudo de San Vicente realizado en mosaico, ya que el actual carece de numerosas piezas.

Los viales que rodean la plaza mantendrán su anchura actual de 3,5 metros, al igual que los aparcamientos, reservando tres plazas para minusválidos, una plaza para la policía local, la parada de taxis y la zona de carga y descarga, todo ello reordenando la señalización, las farolas y el nuevo mobiliario urbano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos