El Gobierno inicia la construcción del nuevo colegio de Renedo

El Ayuntamiento ha realizado acondicionamiento de la parcela, paso previo a la construcción. /
El Ayuntamiento ha realizado acondicionamiento de la parcela, paso previo a la construcción.

El Ayuntamiento ha invertido ya 400.000 euros en el acondicionamiento de la parcela en que se ubicará

SHEILA IZQUIERDO RENEDO.

El Gobierno de Cantabria ha iniciado ya las obras de construcción del nuevo colegio de Renedo, comenzando así a hacer realidad en el municipio de Piélagos la necesidad más acuciante en materia de educación. Los trabajos han echado a andar después de que concluyera la urbanización de la parcela, una condición indispensable dentro del proyecto que ha llevado a cabo el Ayuntamiento.

Así lo recordó la alcaldesa del municipio, Verónica Samperio, quien puso de manifiesto los problemas que ha generado la construcción de este colegio, como que el acondicionamiento del suelo era un «requisito previo e imprescindible», pero que «no había sido contemplado por el anterior equipo de gobierno del PP», pese a haber adquirido la parcela sin los requisitos exigidos.

En este sentido, la regidora hizo hincapié en que fue la exdirectora general de Personal y Centros Docentes, María Luisa Sáez, quien informó al Consistorio, durante la anterior legislatura, de que «las parcelas rústicas no son válidas porque carecen de los servicios esenciales para poder ejecutar las obras». Asimismo -reiteró-, en ese mismo escrito el Gobierno de Cantabria ya había informado al Ayuntamiento de Piélagos (ambos gobernados por el PP ) que «para la construcción de un centro escolar se precisa una parcela libre de cargas, esto era lo solicitado» y que, por ello, no podía aceptar que fuera la Consejería la que se ocupase de dejar la parcela libre de ellas.

Para poder subsanar las deficiencias que presentaba el suelo, el actual equipo de gobierno (PSOE-PRC), añadió Samperio, ha tenido que invertir «400.000 euros» para poder urbanizar y acondicionar la parcela ubicada en el barrio Sorribero. En concreto, se ha procedido al movimiento de tierras para rellenar e igualar la parcela; la creación de aceras y un paso de peatones; la dotación de saneamiento de fecales y aguas pluviales al terreno o la modificación de la tubería de abastecimiento de agua existente. También, se ha realizado el soterramiento de las líneas de telecomunicaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos