Las quejas por la presencia de ratas se trasladan ahora al barrio La Mina, en Arce

Algunos vecinos de la zona lamentan la situación en la que se encuentra el parque infantil. /S. I.
Algunos vecinos de la zona lamentan la situación en la que se encuentra el parque infantil. / S. I.
Piélagos

El Ayuntamiento de Piélagos es consciente de la situación y asegura que con la adjudicación definitiva del servicio se resolverá el problema

SHEILA IZQUIERDORenedo

Los vecinos del barrio de La Mina, en la localidad de Arce (Piélagos), están hartos de ver el parque infantil que hay frente a sus casas oculto por la hierba. La falta de limpieza en la zona por parte de la actual concesionaria del servicio ha fomentado la proliferación de vegetación en el área de juegos infantil y, con ello, el incremento de alimañas, lo que supone un «atentado contra la salud pública». Algunos de los vecinos de la zona así lo atestiguan e indican que hay ratas del tamaño «de conejos». El Ayuntamiento de Piélagos, conocedor de la situación ante las quejas recibidas, prevé que la situación se resuelva entre mediados o finales de septiembre, cuando se proceda a la adjudicación definitiva del servicio a la nueva empresa adjudicataria.

De momento, y hasta que eso llegue, los vecinos no saben qué hacer. Han remitido quejas verbales y por escrito al Ayuntamiento e incluso algunos han colocado un cartel improvisado en la parcela donde puede leerse 'Qué vergüenza de Ayuntamiento'. «A mi hija, que tiene un bebé, la ha entrado una rata el otro día por el garaje. Imagínese el susto», indica a este periódico María Linares, una de las afectadas que no teme dar la cara.

Un simple vistazo por la zona da prueba de que la hierba alcanza ya el metro de altura y que tanto los columpios como el mobiliario urbano que allí se encuentran ha quedado en su práctica totalidad oculto. «Antes hacíamos allí hasta cumpleaños y ahora, no podemos dejar entrar ahí a nuestro hijos. No solo porque no se ve donde se pisa, sino porque hay culebras, ratas y toda clase de alimañas. Es un peligro», comenta otra de las vecinas.

En uno de los escritos remitidos al Ayuntamiento, otro de los vecinos califica de «realmente vergonzosa» la situación, porque debido al abandono de la parcela -de titularidad pública, según sostiene-, el parque es un «completo nido de ratones y culebrillas».

El primer teniente de alcalde de Piélagos, Alfredo Rodríguez, confirmó este lunes haber recibido quejas al respecto, pero no solo procedentes de este punto del municipio, sino también de otros lugares donde la actual concesionaria (Asfin) «no lo está llevando bien». «A todos ellos -aseguró- ya les hemos explicado que el Ayuntamiento solucionará en breve la situación». Sin embargo, el primer teniente desmiente que, como sostienen los vecinos, hayan pasado más de seis meses sin que haya habido una actuación, «pues la falta de limpieza por parte de la empresa la hemos subsanado enviando a nuestros propios obreros».

En todo caso, Rodríguez explicó que la situación ya se está encauzando pues el último pleno aprobó de manera inicial la adjudicación del servicio de parques y jardines a la empresa La Encina y ahora, se prevé que en el próximo mes de septiembre saque adelante la aprobación definitiva. Con ello, apostilló Rodríguez, el servicio volverá a la normalidad para mediados o finales de septiembre y la maleza y alimañas, desaparecerán.

Fotos

Vídeos