Arnuero compra nuevos terrenos para las viviendas de sustitución

Derribo de El Encinar, en Isla. /Roberto Ruiz
Derribo de El Encinar, en Isla. / Roberto Ruiz

El Consistorio formalizará en los próximas semanas la adquisición de tres nuevas parcelas, con las que ya tiene el 70% del suelo urbanizable necesario

Ana Cobo
ANA COBOSantander

El Ayuntamiento de Arnuero ya tiene el visto bueno de los técnicos para proceder a la compra de tres nuevas fincas en la zona de Bocarrero, el lugar previsto para la construcción de las viviendas de sustitución de los 102 apartamentos del Encinar, en la playa de La Arena (Isla), afectados por sentencia de derribo. En cuanto se formalice la adquisición de estas parcelas urbanizables - de 7.847, 4.280 y 1761 metros cuadrados cada una - el Consistorio tendrá el 70% de los terrenos necesarios para levantar las viviendas de compensación, a falta solo de las expropiaciones.

Tras el estudio de las ofertas de parcelas que se presentaron el concurso público, el alcalde, José Manuel Igual, ha remitido un escrito a los propietarios de tres de ellas, informándoles que su propuesta económica sobre la finca ha sido aceptada y emplazándoles a que acudan a la notaría con toda la documentación requerida para ejecutar la compraventa amistosa. Unas operaciones que, confía, se hayan efectuado para principios de 2018.

Esta inminente adquisición - que supondrá un gasto de unos 200.000 euros - se sumará a los 5.399 metros cuadrados adquiridos por el Consistorio en 2015 y los 7.687 de 2016. «De esta forma, ya tenemos comprado todo el terreno necesario para que se puedan construir las viviendas de compensación».

A este importante paso, Igual añade que el proyecto de urbanización de la zona acaba de superar la fase de información pública y, a continuación, se publicarán las expropiaciones para comenzar los trabajos de urbanización de la finca. «Asimismo, en el pleno de diciembre se aprobará el proyecto de reparcelación definitivo que nos permitirá poner en manos del Gobierno de Cantabria la parcela».

Una vez concluya todo el proceso municipal, será el Gobierno regional el que ejecute el proyecto de construcción de las nuevas viviendas. «A partir del año que viene podrá empezar». El último paso correrá a cargo del ayuntamiento con la demolición de las 102 casas sobre las que pesan sentencias de derribo desde mediados de los años noventa y la regeneración del lugar. Hasta llegar a eso, el ayuntamiento llevará gastados en torno a un millón de euros, calcula Igual. El regidor destaca que «desde que se aprobó el Plan Parcial a finales del año pasado, hemos ido a mucha velocidad dando pasos firmes para cumplir la sentencia».

Las viviendas de sustitución irán ubicadas en el área de ordenación de Bocarrero, donde el Ayuntamiento de Arnuero tiene previsto en un futuro a largo plazo levantar viviendas libres y de protección oficial así como construir el complejo ambiental y de salud Adolfo Suárez. «Ya no es obligatorio, pero dentro del Plan Especial de Bocarrero nos queda por licitar una nueva orden, que lo haremos el año que viene, para adquirir cerca de 20.000 metros cuadrados más para hacer realidad estos equipamientos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos