¿Quién se atreve a salvar a Bob?

¿Quién se atreve a salvar a Bob?
Noja

Ingenio, agudeza y trabajo en equipo son necesarios para ganar la prueba en la primera sala de escape del municipio

LARA TEJERINANoja

Venís en un coche todos juntos escuchando la radio. La señal se pierde. En ese momento, os entra un mensaje de alguien que os pide ayuda…». Así comienza ‘La llamada de Bob’, el juego que los más intrépidos y aventureros pueden resolver en la primera sala de escape de Noja, ‘Escape Noja’, que ha abierto sus puertas recientemente en el número 3 de la Avenida de Ris y al frente de la cual está la emprendedora nojeña Mónica Martínez.

Ingenio, agudeza mental y trabajo en equipo son las principales claves para escapar de una prueba cuyo objetivo es rescatar a Bob en un tiempo máximo de una hora. Este local ofrece una propuesta de ocio alternativo en la villa, en un sector en auge como es el de los juegos de aventuras, y cuya pretensión es permanecer abiertos todo el año.

Tras 23 años dedicados a labores administrativas en el sector de la construcción hasta la llegada de la crisis económica y tras ir enlazando trabajos eventuales, Mónica Martínez, junto a otro socio, decidió emprender su propio camino apostando por este tipo de negocio que cada vez atrae a más personas y que se está convirtiendo en un turismo especializado en aumento.

«El año pasado mi familia y yo fuimos por primera vez a una sala de escape y nos encantó», comenta. A raíz de aquello «visitamos más salas en Santander, Bilbao, Gijón… y pensamos que podía ser una buena idea que trasladar a Noja». Y viendo la oportunidad que se les presentaba, en febrero comenzaron a dar forma al proyecto que cobró vida el 1 de julio con la apertura del local y para el que «hemos trabajado mucho».

Mónica Martínez y su socio se han empleado a fondo ya que la trama del juego es creación suya. «Nos lo hemos pasado genial», confiesa puesto que ambos son muy aficionados a organizar gimcanas, juegos y pruebas aprovechando cualquier ocasión. En ‘La llamada de Bob’ han cuidado hasta el último detalle para ofrecer al cliente una experiencia única, apta para todos los públicos, que se vive con «máxima tensión» pero sin pasar miedo al no haber elementos de terror ni susto.

El desarrollo de ‘La llama de Bob’ es la siguiente «es un juego que se hace en grupo de dos a seis personas. Entran a un escenario que está decorado con una temática especial donde tienen que ir resolviendo juegos de habilidad mental, de ingenio, de lógica y de observación. Todo eso les hace ir avanzando en una historia que tienen que completar antes de 60 minutos que es el tiempo límite que tienen para escapar», explica Mónica Martínez que además hace de Game Master y, en caso de ser necesario, es quien da las pistas.

«La gente sale encantada», comenta porque según explica «es algo nuevo, diferente y sorprendente». Por sus instalaciones, han tratado de salvar a Bob familias y grupos de amigos o compañeros de trabajo que buscan un momento de diversión. «Siempre les digo que colaboren entre ellos y que la intuición les irá diciendo por dónde seguir», dice la emprendedora nojeña.

A pesar de ser apto para todos los públicos, la recomendación que da Mónica Martínez es que los menores de 14 años acudan acompañados por al menos un adulto y se hago una reserva con antelación. Dispone de página web y Facebook.

Como curiosidad, Mónica Martínez comenta que en algunos países las empresas utilizan este tipo de juegos para realizar las selecciones de empleados o crear equipos ya que deja ver la aptitud de cada uno, quién coopera con el resto y quién muestra liderazgo.

Fotos

Vídeos