El Consejo de Estado propina un severo revés al actual alcalde de Noja

El Consejo de Estado propina un severo revés al actual alcalde de Noja
Celedonio Martínez

Le abre expediente y le advierte de que tendrá que pagar, junto al teniente de alcalde, los intereses generados por los 500.000 euros que reclama el abogado del Ayuntamiento

C. DE LA P. SANTANDER.

Al alcalde de Noja, el regionalista Miguel Ángel Ruiz Lavín, le ha salido el tiro por la culata. Acudió al Consejo de Estado para que declarara la nulidad del contrato de asistencia letrada que unía al Ayuntamiento con el abogado Eduardo Garmendia, que le reclama en torno a 500.000 euros por los servicios prestados e impagados entre 2009 y 2015, y salió trasquilado. No sólo ha fracasado en el intento de anular la adjudicación del contrato por lesivo para las arcas públicas, sino que el órgano consultivo le advierte de que tendrá que pagar de su bolsillo los intereses de demora de la cantidad reclamada, una cifra que puede alcanzar los 40.000 euros. El tirón de orejas es compartido con su brazo derecho, el teniente de alcalde Javier Martín Vázquez.

El máximo órgano consultivo del Gobierno sostiene que ambos han utilizado «con fines políticos» el expediente de revisión de oficio del contrato con Garmendia, el abogado que ejerció básicamente en la etapa en que el popular Jesús Díaz estuvo al frente de la Alcaldía. En su dictamen no ve motivo alguno para resolver la contratación y acuerda abrir un expediente a Ruiz Lavín y Martín Vázquez para determinar si han incurrido «en responsabilidad por dolo, o culpa o negligencia graves».

En este sentido el dictamen adelanta ya que el alcalde y su hombre de confianza «serán los responsables de las consecuencias lesivas» para el Ayuntamiento por tratar de anular el contrato, «empezando por los intereses de demora» acumulados de la cantidad reclamada, que el abogado sitúa «en torno a los 500.000 euros» y el Ayuntamiento eleva hasta los 800.000.

Se da la circunstancia de que «el 80%» de los honorarios exigidos por Garmendia como defensor del Ayuntamiento de Noja están relacionados con pleitos promovidos por la empresa familiar del actual alcalde, hecho que no escapa al Consejo de Estado. El órgano consultivo recuerda que Garmendia consiguió con éxito que los tribunales rechazaran sendas reclamaciones de 18 millones de euros formuladas por Nocanor Promociones, la mercantil vinculada a la familia de Ruiz Lavín, contra el Ayuntamiento, y enfatiza en los vínculos del político con la sociedad. Pero la sola reclamación formulada por Ruiz Lavín le va a costar al Consistorio un buen pico en gastos de abogado, que el PP cifró en su día en 300.000 euros.

Dictamen no vinculante

Al alcalde no le gustó nada que Garmendia reclamara al Ayuntamiento «800.000 euros» por minutas impagadas por un total de 81 litigios. El abogado cobraba por cada pleito y el actual equipo de Gobierno consideraba que ese sistema heredado del anterior alcalde resultaba muy gravoso para las arcas públicas. Por eso, en base a un informe de 2012, quiso revertir la situación. En abril de este año el primer teniente de alcalde firmó un decreto que acordaba iniciar los trámites para resolver el contrato con el letrado y liquidarlo mediante un expediente de revisión de oficio.

Ante el Consejo de Estado, el Ayuntamiento argumentó que debió haberse adjudicado a Garmendia un solo contrato y no varios, lo que constituye un fraccionamiento irregular de los mismos, por lo que son nulos. Pero el Consejo de Estado recrimina duramente al Ayuntamiento, al asegurar que el expediente «constituye un ejemplo de utilización de la potestad de revisión de oficio para finalidades que no se encuentran dentro de sus márgenes institucionales».

Ahora, aunque el dictamen del Consejo de Estado no es vinculante (solo es preceptivo), lo normal es que el Ayuntamiento lo haga suyo y desista de anular el contrato de asistencia letrada con Garmendia, lo que le obligará a hacer frente al pago de los honorarios reclamados. El asunto será abordado en el próximo Pleno.

Viejos conocidos

El Ayuntamiento de Noja es un viejo conocido para el Consejo de Estado, que ha incoado expediente a los dos últimos alcaldes. Hace unos meses procedió contra el exalcalde y actual concejal del PP, Jesús Díaz, por firmar contratos lesivos para las arcas municipales, y ahora lo ha hecho contra el actual, el regionalista Ruiz Lavín y el primer teniente de alcalde. El órgano consultivo ha revisado ya hasta cuatro contratos suscritos por Díaz en su último mandato, y todos ellos han merecido el reproche del Consejo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos