Familiares de usuarios de la Residencia Santa Ana vuelven a denunciar deficiencias

Familiares de usuarios de la Residencia Santa Ana vuelven a denunciar deficiencias
DM

Los usuarios «se ven obligados» a hacer uso del Servicio de Urgencias y médicos del Centro de Salud de Santoña y urgencias del Hospital Comarcal de Laredo

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

Familiares de usuarios de la residencia de Mayores 'Santa Ana' de Santoña, gestionada por la Fundación Pumarejo-Azcue que preside el alcalde Sergio Abascal, han vuelto a denunciar deficiencias en el servicio por falta de personal y por el estado de las instalaciones.

En concreto, según relatan en un comunicado, la residencia «permanece sin médico» y los usuarios «se ven obligados» a hacer uso del Servicio de Urgencias y médicos del Centro de Salud de Santoña y urgencias del Hospital Comarcal de Laredo. Además, denuncian que «no hay personal de enfermería los fines de semana por las tardes».

Los familiares señalan igualmente que no se ha formado el Consejo de Usuarios, ni arreglado la fachada del edificio y las humedades de instalaciones «que ocasionan resbalones por los pasillos y entornos insalubres en habitaciones y estancias comunes». De igual manera, inciden en que tampoco se ha puesto solución, a la «desaparición recurrente» de ropa de los usuarios.

Los familiares aseguran que, pesar de que su objetivo «es defender los derechos de nuestras personas mayores», consideran que desde la Fundación «se ha pretendido crear un enfrentamiento entre trabajadores y familiares». En su escrito, concluyen que siguen «a la espera de respuesta» del Servicio de Inspección del Icass (Instituto Cántabro de Servicios Sociales), e insisten en que «aún no se ha solucionado ninguna de las problemáticas existentes, algunas de las cuales llevan años arrastrándose».

Se trata de la segunda denuncia pública que realizan en apenas un mes los familiares que tienen a sus mayores en esta residencia. A principios del mes pasado alzaron la voz para lamentar la existencia de problemas relacionados con la «ausencia de médico, falta de control en los tratamientos pautados y en la vigilancia de la ingesta del medicamento por parte de los residentes, encontrándose pastillas en el suelo, ascensor, bolsillos, cama, pasillo o maceteros, descuidos en la higiene personal y malas condiciones de las instalaciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos