El ‘Alvi’, de Santoña, vuelca en Lastres cargado de verdel

Los tripulantes intentan abandonar el barco y subirse al muelle, momentos antes de hundirse.

El accidente, que no provocó heridos, se debió al desplazamiento de la carga durante las maniobras para desembarcarla

José Ahumada
JOSÉ AHUMADASantander

El ‘Alvi’, un pesquero con base en Santoña, volcó este lunes mientras descargaba verdel en el puerto asturiano de Lastres. Al parecer, la causa del accidente, que afortunadamente no provocó heridos entre los miembros de la tripulación, se debió a un desplazamiento de la carga durante las maniobras para desembarcarla.

La embarcación, que esperaba para bajar una tonelada de verdel, se dio vuelta sobre las cuatro y media de la tarde, cuando ya estaba amarrada al muelle. El pesquero, de 9,9 metros de eslora y en servicio desde noviembre de 2004, había comenzado la jornada a las seis de la mañana y arribó al puerto de Lastres a mediodía. Cuatro horas después, le llegaba el turno de descarga.

Fue entonces cuando un súbito cambio de peso en la cubierta hizo que la nave perdiese el equilibrio y terminase con el casco hacia arriba junto al muelle. Completamente volcada.

Mil kilos de verdel perdidos

Así fue como el ‘Alvi’ perdió su carga, más de mil kilos de verdel que fueron a parar al fondo del dique. La tripulación, según indicaron varios testigos, podría haber echado demasiada pesca hacia un costado mientras esperaba a descargarla, lo cual habría provocado que la nave se escorase hacia ese lado, el más alejado del muelle.

En el momento del accidente se encontraban en el barco tres miembros de la tripulación, que saltaron al agua tras ser avisados por varias personas que se encontraban en el puerto y que les alertaron con sus gritos cuando vieron que la nave se inclinaba de manera evidente. Ninguno de los tripulantes resultó herido. Hasta el puerto se desplazaron tanto el patrón de la embarcación, Manuel Pellón, como su hijo, quien no podía contener el llanto al ver lo que había pasado, además de varios peritos que tratarán de dilucidar lo ocurrido antes de proceder a devolver la embarcación a su posición original y que también deberán certificar los daños sufridos por la misma.

Con la ayuda de otros pescadores, el patrón del ‘Alvi’ se ocupaba a última hora de la tarde de este lunes en asegurar el barco, al que intentarán este martes darle la vuelta.

Ver fotos

«Después de haber volcado, ya no vale nada de lo eléctrico –explica el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Santoña, Miguel Fernández–; todos los aparatos del puente han quedado inutilizados. Ahora hay que intentar sacar rápido el motor y que actúen los mecánicos. El casco y el motor, eso es lo que valdrá, pero hay que intentar darle la vuelta cuanto antes. Ahora tienen un par de meses de trabajo por delante».

Sin ingresos

El presidente de los pescadores santoñeses –y de la Federación de Cofradías de la región–, insistió en que su principal preocupación, y la de todos los compañeros, no es por el barco, sino por la familia. «Estaban esperando esta costera como agua de mayo y se encuentran con esta desgracia. Claro que ha sido menor de lo que podía ser, pero esta costera les puede suponer el setenta por ciento de los ingresos de todo el año, y después de esperarla tanto ahora se van a ver en una situación bastante delicada: no hay ingresos y lo van a pasar mal. Desde la Cofradía intentaremos ayudar todo lo que podamos, pero es que esta costera es fundamental».

La proximidad de Lastres a un buen caladero y el buen tiempo de los últimos días explican la presencia del ‘Alvi’ en el puerto asturiano. Fernández dijo que los propietarios del barco son «gente marinera». «Son el padre, Manuel Pellón y dos hijos, y el otro es un senegalés. Es una familia pescadora que se ha dedicado a esto, al verdel y a cuatro peces en la orilla. Esta es su costera y tiene que ir a donde haya que ir».

Un barco de Santoña, el 'Alvi', que durante estos días participa en la campaña del verdel, ha volcado y, posteriormente, ha acabado hundiéndose en el puerto de Lastres, mientras descargaba verdel. Durante las maniobras de desembarque del pescado la carga se movió de forma inesperada y provocó el vuelco de la embarcación, aunque los cuatro tripulantes que en ese momento estaban a bordo pudieron saltar a tiempo.

El súbito cambio de peso en la cubierta hizo que la nave perdiese el equilibrio y terminase con el casco hacia arriba, perdiendo su carga, que fue a parar al fondo del dique. Pese a lo aparatoso del incidente, no hubo que lamentar daños personales. En el lugar se encuentran ahora mismo, tanto el patrón de la embarcación como varios peritos para tratar de dilucidar qué es lo que ha ocurrido antes de proceder a devolver a la embarcación a su posición original y certificar los daños sufridos.

Son estos días de gran actividad en el puerto de Lastres, uno de los más beneficiados por la campaña del verdel en la comarca oriental del Principado. Su proximidad a un buen caladero de este pescado tiene gran parte de ‘culpa’ de que cada año sean más los pescadores, tanto de Asturias como de fuera, que deciden amarrar sus naves en él. Algo que paras la cofradía Santa María de Sábada supone un auténtico impulso, pues como ellos mismos reconocen, gracias a los beneficios que se obtienen con el verdel salvan el año. En esta ocasión, el cambio en la forma de repartir los cupos, con una cantidad asignada por cada tripulante, en vez de ser compartidos por todas las embarcaciones, está haciendo que la campaña sea más tranquila, ya que las naves más pequeñas no se ven obligadas a salir todos los días para evitar que las más grandes acaben con todo, pues tienen garantizada su parte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos