Iniciadas las gestiones para los derribos de La Verde y la Carrilla

A la izquierda aparece el edificio en ruinas de La Calle La verde y parte de la parcela de La Carrilla con una de las estructuras a demoler.
A la izquierda aparece el edificio en ruinas de La Calle La verde y parte de la parcela de La Carrilla con una de las estructuras a demoler. / Ana Cobo

El edil de urbanismo ha empezado a contactar con todos los propietarios para instarles a la demolición

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

La Concejalía de Urbanismo y Patrimonio, la cual está presidida por Moisés Cué, ha iniciado recientemente las gestiones pertinentes para contactar con todos los propietarios de los edificios en estado de ruina de la calle La Verde y la zona conocida como 'La Carrilla'. El principal objetivo de estas gestiones es que los dueños que procedan de forma voluntaria a su demolición. Por su parte, en el caso de La Carrilla, los poseedores deberán llevar a cabo también la eliminación de toda la vegetación y maleza que ha tomado esta parcela hasta dejarla completamente limpia.

El edil ha explicado que se trata de dos proyectos que está tramitando de forma conjunta. Por un lado, va a impulsar -a través de conversaciones con todos y cada uno de los dueños- el derribo del edificio en avanzado estado de ruina que se ubica en la calle La Verde y que, en la actualidad, está protegido con varias vallas para evitar que algún viandante salga mal parado a causa de posibles desprendimientos .

Por otra parte, el concejal de Urbanismo va a promover que se derriben también los dos bloques que se encuentran justo detrás de este edificio, en la zona comúnmente conocida como La Carrilla. «En esta parcela hay otras dos estructuras, con apenas las paredes en pie, que tienen que tirar y, además, eliminar toda la vegetación que cubre por completo este terreno».

Además del derribarlo, los propietarios de La Carrilla deberán limpiar el terreno de vegetación

Como ya hiciera con los derribos de la calles del Aro, Alfonso XII y de Rentería Reyes con Desengaño, Cué ha optado por la vía de contactar, uno por uno, con todos los propietarios para concienciarles e instarles a que procedan de manera voluntaria a la demolición de estos edificios declarados en ruina por una cuestión de seguridad y para evitar peligros. Además, en este caso, hay denuncias y quejas de los vecinos de los inmuebles colindantes debido a la proliferación de e ratas entre toda la vegetación.

La tarea, remarca el concejal de Urbanismo, es bastante complicada ya que solamente el inmueble de la calle La Verde pertenece a 35 propietarios -todo esto por cuestiones de herencias), y los dos bloques de La Carrilla tienen cuatro y dos dueños respectivamente, más el terreno, el cual suma otros cinco propietarios.

«Ya he empezado a ponerme en contacto con todos para trasladarles la necesidad de que tienen que tomar cartas en el asunto y proceder a la demolición. Hay que convencerles y hablar mucho con ellos, para conseguir que presenten en el Ayuntamiento un proyecto de derribo y actúen en consecuencia. Es algo que no se puede hacer de hoy para mañana, es poco a poco a base de insistir e insistir, y lo más seguro es que se tarde un año como me ocurrió con el de la calle del Aro», ha declarado el edil.

Nueva parcela

No obstante, Cué dice que no va a cejar en este empeño que se marcó como uno de los objetivos de la legislatura para que Santoña diga adiós a sus edificios más viejos y en avanzado estado de deterioro. De conseguirlo, explica, en la zona de La Carrilla, tras eliminarse toda la vegetación, quedaría libre una parcela de casi 3.000 metros cuadrados. «Si llegamos a buen puerto, se intentará lograr un acuerdo para que nos lo ceden para aparcamiento, ya que tiene una cabida como para 50 vehículos».

Por otro lado, el edil ha informado que desde la Consejería de Obras del Gobierno de Cantabria ya le ha remitido un documento que da luz verde a las obras para mejorar la carretera del monte de Santoña. «En breve sacarán a licitación la actuación, a través de un contrato menor de 60.000 euros más IVA, y los trabajos se ejecutarán tras el verano». Actualmente, la Concejalía de Urbanismo ha remitido el proyecto a ejecutar a Parques Naturales para solicitar la autorización necesaria para actuar en este paraje protegido. En concreto, se va asfaltar el tramo que comprende desde la batería alta de San Martín hasta el Fuerte del Mazo.

Fotos

Vídeos