Las Marismas de Santoña será un banco de pruebas para estudiar el impacto del cambio climático

Vista de Santoña y sus Marismas./Andrés Fernández
Vista de Santoña y sus Marismas. / Andrés Fernández

Los otros tres estuarios seleccionados por el Instituto de Hidráulica de Cantabria para poner en marcha el proyecto MARES son Txingudi-Bidasoa (País Vasco), Villaviciosa (Asturias) y la ría de Ribadeo (Asturias-Galicia)

DM .
DM .Santander

Las Marismas de Santoña es uno de los cuatro estuarios seleccionados por el Grupo de Ecosistemas Litorales y el grupo de Clima Marino y Cambio Climático del IHCantabria para poner en marcha el proyecto 'Elaboración de mapas de riesgo de los sistemas naturales frente al cambio climático en los estuarios cantábricos', el denominado proyecto MARES.

El proyecto MARES, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad -del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente-, busca obtener la información necesaria para realizar una gestión «efectiva y sostenible a largo plazo» de ese tipo de ecosistemas costeros, que «son especialmente vulnerables a la subida del nivel del mar que se está produciendo como consecuencia del cambio climático».

Para su desarrollo se han seleccionado por parte de IHCantabria cuatro estuarios del litoral cantábrico, uno por comunidad autónoma: Txingudi-Bidasoa (País Vasco), Marismas de Santoña (Cantabria), Villaviciosa (Asturias) y la ría de Ribadeo (Asturias-Galicia).

En cada uno de ellos se realizarán trabajos de investigación muy específicos, que comenzarán con una «simulación mediante modelos matemáticos de la cota de inundación afectada por el aumento del nivel del mar según diferentes escenarios de cambio climático».

El proyecto MARES se enmarca, a su vez, dentro del proyecto Life IP Intermares 'Gestión integrada, innovadora y participativa de la Red Natura 2000 en el medio marino español', que coordina el propio Ministerio, a través de la Fundación Biodiversidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos