25 años después las marismas de Santoña se 'libran' de la planta de áridos de Montehano

Tras los trabajos de desmantelamiento, se llevará a cabo un proyecto de restauración de la zona. :/DM
Tras los trabajos de desmantelamiento, se llevará a cabo un proyecto de restauración de la zona. : / DM

Estos días se está desmantelando la instalación, una actuación que obedece a una sentencia de 1992 y que ha reclamado SEO/Birdlife

ANA COBO ESCALANTE.

La planta de áridos de la cantera de Montehano, enclavada en el término municipal de Escalante, está siendo durante estos días reducida a escombros. Después de acumular años enclavada en pleno corazón del Parque Natural de las Marismas de Santoña, espacio protegido, la empresa propietaria de la misma ha iniciado los trabajos de desmantelamiento de la instalación. Posteriormente se hará cargo, además, de la regeneración del espacio ocupado hasta ahora por esta planta industrial.

Se trata una actuación demandada reiteradamente por la organización conservacionista SEO/Birdlife Cantabria ya que, aunque actualmente no se extrae piedra de la cantera de Montehano, la molienda ha seguido funcionado hasta hace relativamente poco, «generando de forma constante humo y polvo que caía en el entorno del Parque Natural de las marismas y afeaba la imagen de esta zona», denuncia el delegado territorial de SEO, Felipe González, que se congratula de su eliminación.

Antigua sentencia

González recuerda que con la retirada de la planta que se está ejecutando ahora se da cumplimiento a una sentencia del año 1992 que «estableció parar la explotación de áridos en Montehano y desmantelar todo lo que había ahí, incluida esta planta, y proceder posteriormente a su restauración». «Su retirada era algo que había quedado pendiente y en reiteradas ocasiones hemos pedido que se actuará ya que no tenía sentido que siguiera en el corazón de la marisma sin estar en funcionamiento y, en esta línea se habían pronunciado también desde Bruselas para que se eliminará».

La empresa propietaria de la instalación está llevando a cabo su desmantelamiento y procediendo, además, a la restauración ambiental de la cantera y todo el espacio afectado por la antigua explotación tal y como exige la legislación vigente. Los trabajos se llevan a cabo bajo la supervisión de la dirección del Medio Natural del Gobierno de Cantabria. González recuerda que «gran cantidad del material que se sacó de la montaña durante los trabajos de extracción está depositado en la marisma, en rellenos y diques que se hicieron y que, ahora, con su retirada se puede aprovechar ese material para restaurar la geomorfología de este monte».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos