Meruelo tendrá que incluir más zonas verdes y aparcamientos para alumbrar su Plan General

Vista exterior del Ayuntamiento de Meruelo y las zonas verdes que rodean al edificio. /DM
Vista exterior del Ayuntamiento de Meruelo y las zonas verdes que rodean al edificio. / DM

La Crotu también pide al Ayuntamiento una reducción del suelo urbano destinado a construir chalés en el municipio

ANA COBO

El Ayuntamiento de Meruelo deberá modificar su borrador del Plan General para pasar el filtro de la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (Crotu) y poder conseguir, después de una década de trámites, el visto bueno al documento.

Un documento rechazado de inicio por la Crotu, que lo ha devuelto al Consistorio para su corrección «conforme a los informes técnicos y jurídicos emitidos».

La decisión no ha causado ninguna sorpresa al alcalde de Meruelo, Evaristo Domínguez, que la esperaba «porque en las conversaciones que hemos mantenido con la nueva arquitecta del servicio regional nos ha pedido modificar una serie de cuestiones».

El alcalde asegura que, en proporción, «Meruelo tiene cien veces más de zonas verdes que Santander»

El regidor está a la espera de recibir el documento en el que se detalle «qué debemos variar y en qué se fundamentan para que hagamos esas modificaciones».

Y es que, aunque no está del todo conforme con las exigencias, el alcalde asegura que «si son cosas razonables y posibles así lo haremos, para alcanzar un acuerdo».

De las múltiples conversaciones mantenidas entre estas dos partes se desprende, según Domínguez, que «tenemos que incluir en el plan más zonas verdes y aparcamientos, como si no tuviéramos suficientes». Defiende el alcalde que Meruelo «tienen en proporción unas cien veces más de zonas verdes que Santander pero, bueno, es su criterio», dice con resignación.

Otra cuestión que se sugiere es «reducir el volumen de suelo urbano destinado a la construcción de chalés principalmente», algo que tampoco entiende el primer edil. «Los expertos que han pasado por aquí dicen que Meruelo está bien diseñado y ahora resulta que debería ser un valle para ecologistas y no haber construido nada».

A pesar de las discrepancias, el regidor confía en que se podrá alcanzar un acuerdo, «dentro de lo lógico», para modificar estas cuestiones e iniciar de nuevo la última fase del proceso para la aprobación definitiva del Plan General.

En este sentido, lamenta que esta situación afecta directamente a la cooperativa 'Brisa del Cantábrico', que está pendiente de que se dé luz verde al documento para iniciar la construcción de un complejo residencial en un terreno de ubicado en San Miguel de Meruelo. Y es que en el plan se incluye la recalificación de la parcela que han comprado de rústica a urbana. «Llevan un tiempo más que razonable esperando y lo siento mucho por ellos porque son ya casi 300 socios».

En todo caso, Domínguez asegura que «si lo que nos piden es razonable, vamos a intentar agilizar al máximo posible». De hecho, aunque aún no han recibido el informe de la Crotu, ya ha solicitado una entrevista «para que nos expliquen con la mayor exactitud posible las modificaciones».

En cuanto se produzca esa reunión, «el equipo redactor de pondrá manos a la obra» con el objetivo de llevar el documento al Pleno para su aprobación y sacarlo a exposición pública para posibles alegaciones. «Esto lo podríamos hacer en tres meses», dice Domínguez, que espera remitirlo luego a la Crotu para obtener luz verde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos