El Molino de las Aves de Noja bate un récord de visitas en julio

Más de 2.600 personas visitaron el centro de interpretación de la naturaleza el pasado mes, un 8% más que el mismo periodo del año pasado

LARA TEJERINANoja

El Molino de las Aves de la marisma Victoria ha recibido el pasado mes de julio la visita de 2.668 personas, lo que representa un 8% más que en igual periodo de 2016 y lo que supone el récord de visitantes desde su reconstrucción y apertura al público en 2003.

Así lo ha hecho saber el Ayuntamiento de Noja en un comunicado de prensa en el que ha mostrado su satisfacción por estos datos. «Las cifras hablan por sí solas y son la mejor recompensa al trabajo bien hecho», ha afirmado el concejal de Medio Ambiente del consistorio, Javier Martín, quien, además, ha reiterado su satisfacción ya que implican «un aumento de más del 71% con respecto a los números obtenidos en ese mismo periodo en 2014, o multiplicar por más de tres los alcanzados en 2011».

Asimismo, el edil ha recalcado la intención del equipo de gobierno de «reforzar» y «potenciar» los valores naturales del municipio «como atractivos turísticos y complemento ideal a la tradicional oferta de sol y playa».

Este verano el centro permanece abierto todos los días de 10.00 a 14.00 y de 17.30 a 20.30 horas

Este antiguo molino de mareas permanece abierto todos los días durante la temporada estival en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 17.30 a 20.30 horas. Se trata de un centro de interpretación principalmente medioambiental pero con pinceladas etnográficas. Hace tres años este edificio, construido en el siglo XVII, fue reconvertido por el Ayuntamiento bajo el diseño de SEO/BirdLife, en un espacio dedicado a la naturaleza y, en poco tiempo, se ha convertido en una «pieza clave» del turismo de temática medioambiental de la villa. Distinguido como ‘Centro Azul’ por sus actividades de educación ambiental sobre los ecosistemas litorales y el desarrollo sostenible, y miembro de la red SICTED de Calidad en Destino, está dotado de diferentes y novedosos recursos: desde paneles expositivos donde aprender qué es un humedal, qué rutas realizar por el municipio, el cambio climático o qué aves se pueden encontrar en la marisma a un aula de formación, un espacio infantil, una exposición de fotografías, un sistema de cámaras para poder observar a las aves del humedal, uno de los más importantes de Europa, y vitrinas con algunos elementos y curiosidades del entorno natural más próximo. A través de diferentes convenios y programas de dinamización firmados con SEO/BirdLife, desarrolla un «intenso» programa de actividades, entre las que el concejal ha destacado «las rutas guiadas por los distintos ecosistemas del municipio y los cursos de formación».

Tras explicar que la mayoría de los visitantes –prácticamente uno de cada dos– proceden del País Vasco y, en menor medida, de Madrid (el 15%), Martín ha señalado la «magnífica» oportunidad que ofrece este centro para «descubrir y conocer de primera mano el humedal de Victoria o la actividad de los molinos de mareas».

Valor ecológico

El molino está ubicado en la marisma de Victoria, una antigua marisma cerrada al mar a consecuencia de la acción humana y transformada en laguna litoral tras la pérdida del flujo mareal, que sobresale por su elevado valor ecológico y ambiental ya que, según Martín, «este tipo de ecosistemas no son abundantes en nuestras costas».

Sus aguas salobres con predominio dulceacuícola y la gran superficie cubierta por carrizos son algunos de los aspectos singulares de este humedal que es aprovechado por gran cantidad de especies de fauna, fundamentalmente aves, como lugar de cría, invernada o residencia habitual.

Fotos

Vídeos