Noja rehabilitará en los próximos meses la ermita de San Pedruco

La ermita se encuentra situada en un islote de la playa de Ris. /DM
La ermita se encuentra situada en un islote de la playa de Ris. / DM

Un equipo de técnicos trabaja para verificar si existen restos arqueológicos en el templo levantado sobre un islote en la playa de Ris

DM

El Ayuntamiento de Noja abordará en los próximos meses la rehabilitación integral de la ermita de San Pedruco, un pequeño edificio del siglo XVI construido sobre uno de los islotes rocosos de la playa de Ris y al que tradicionalmente acudían los lugareños en procesión para venerar al patrón de los pescadores.

Esta festividad dejó sin embargo de celebrarse muchas décadas atrás a causa de un triste naufragio que costó varias vidas. Este accidente sumió a la ermita en un paulatino y prolongado abandono que, de no remediarse, podría poner en peligro su supervivencia.

Así lo ha entendido el Ayuntamiento, que hace meses decidió poner en marcha un proyecto para garantizar su conservación y tratar de recuperar el lugar como sitio histórico que pueda ser visitado en el futuro. Según ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Javier Martín, la primera fase de esta iniciativa municipal comenzó a ejecutarse el pasado mes de octubre «con la contratación de un equipo de arqueólogos que desde entonces, y cuando el estado de la mar y las mareas lo permiten, están llevando a cabo una serie de sondeos arqueológicos en el interior de la ermita».

Restos de pinturas

Martín ha detallado que las actuaciones de estos técnicos de la empresa Tanea Documentación y Conservación se han centrado en «verificar la existencia de materiales arqueológicos relacionados con las actividades litúrgicas que allí se desarrollaron durante siglos y, fundamentalmente, en determinar su existe algún enterramiento en este paraje como así ocurre en otros entornos similares».

Aunque por el momento los trabajos no han arrojado ningún hallazgo relevante, el concejal de Medio Ambiente se ha mostrado confiado en que estas labores previas «permitan al menos mostrar cuál es el estado general de conservación del edificio y definir los pasos a dar en los próximos meses teniendo en cuenta que de abril a septiembre no se puede trabajar ya que este enclave es zona de nidificación de aves marinas».

En este sentido, ha subrayado que los arqueólogos han localizado en la nave de la ermita restos de pinturas murales «muy deteriorados», cuya restauración «deberá ser valorada en una fase posterior por técnicos especialistas en la materia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos