El Palacio de Chiloeches suma un nuevo capítulo

El edificio lleva años cubierto de andamios debido a su estado de deterioro./D. Pedriza
El edificio lleva años cubierto de andamios debido a su estado de deterioro. / D. Pedriza

Esta semana el Parlamento ha rechazado la propuesta de Ciudadanos de declarar el ala oeste Bien de Interés Local para evitar así su demolición

A. COBO

El Palacio de Chiloeches, antiguo hospital militar, ha sumado esta semana un nuevo capítulo en torno al debate sobre la protección o no del ala oeste del edificio. El asunto ha vuelto al Parlamento regional sin que se haya sacado nada en claro. Es decir, todo sigue exactamente igual, mientras el inmueble - de titularidad privada - continúa en ruina avanzada, cubierto de andamios y con un considerable 'boquete' en su débil tejado desde hace ya casi dos años, que sus dueños, a pesar de que el ayuntamiento lo había anunciado, no terminan de reparar.

Este vez ha sido Ciudadanos el que ha llevado el asunto al Parlamento con una propuesta que buscaba declarar el ala oeste del Palacio Chiloeches Bien de Interés Local o Bien Cultural Catalogado con el fin de evitar así su derribo. La iniciativa no logró salir adelante al toparse con los votos en contra del PSOE y PRC, frente a los cinco votos de apoyo del partido naranja, Podemos y el diputado del grupo mixto, Juan Ramón Carrancio, mientras que el PP optó por la abstención.

El portavoz de Ciudadanos Cantabria, Rubén Gómez, explicó que, «si bien el ala oeste de la edificación no cuenta con el valor suficiente para ser incluido como Bien de Interés Cultural (BIC), la Ley de Patrimonio Cultural de Cantabria establece regímenes jurídicos de protección de grado inferior». Por ello, propuso que este anexo sea declarado Bien Cultural Catalogado o de Interés Local y cumplir así con una demanda vecinal para dedicarlo a usos sociales y además, asegurar su estado óptimo de conservación». Para la formación naranja «ésta es una buena alternativa para que no se derribe el edificio anexo, después de que el año pasado se denegara la incoación para ampliar la protección de Bien de Interés Cultural de la que goza el edificio principal al ala oeste, debido a que no reúne los méritos históricos artísticos para ser considerado como tal.

El PP propuso que sea una comisión de expertos la que se pronuncie sobre la protección del anexo

Comisión de expertos

El grupo Popular registró dos enmiendas a esta iniciativa, con las que buscaba «definir mucho mejor lo que Cantabria quiere hacer con el Palacio de Chiloeches». La primera, explicó su portavoz, Íñigo Fernández, se basa en que «una comisión de expertos determine cuál es el bien a proteger». Para el PP la protección del anexo debe «apoyarse en un informe técnico que lo justifique. De no hacerlo así, cualquier recurso judicial tumbaría la declaración». Fernández defendió que su formación no se niega a ampliar el ámbito del BIC, pero creemos que son los expertos quienes tienen que decirnos cómo debe hacerse y hasta dónde». Además, el popular propuso también que el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santoña firmen un convenio de colaboración para adquirir el edificio y rehabilitarlo. Ciudadanos declinó incluir estas dos propuestas en su iniciativa para declarar al anexo Bien de Interés Local «por que no tienen nada que ver con lo que plantea este grupo - no hablaron de ampliar el BIC- y desdibujan la situación». Ello hizo que los populares finalmente se abstuvieran en la votación.

La diputada podemita Verónica Ordóñez defendió que «no reconocer como BIC todo el conjunto del Palacio de Chiloeches es incumplir las leyes» , algo que, «desgraciadamente», está haciendo este Gobierno. En este sentido, recordó que en la comisión de Patrimonio se ha podido comprobar que «las decisiones de la Consejería son políticas y no técnicas, como se pudo ver cuando los técnicos externos se posicionaron a favor de proteger el conjunto de Chiloeches y la decisión de la consejería y de los políticos fue la contraria». Podemos exige que se declare BIC todo el conjunto, «algo que no es incompatible con su declaración de Bien Catalogado o de Interés local». Así, Ordóñez ha recordó que el ala oeste y el resto del conjunto ya estaban protegidos con la máxima protección posible en el PGOU vigente en 1987, pero «en el año 2014, gobernando en Santoña el Partido Popular, se realizó una modificación del plan para cumplir el convenio entre el Ayuntamiento del PP y la propiedad que retiró la protección al ala oeste» PRC y PSOE mantuvieron la postura de que, según informes oficiales, el ala oeste no es BIC y aseguraron que el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento están trabajando para hacerse con la titularidad del edificio.

Actualmente, el asunto del ala oeste está pendiente del pronunciamiento del Tribunal Superior de Justicia ya que la Asociación en Defensa del Patrimonio de Santoña interpuso un recurso contra la aprobación definitiva de la modificación puntual del Plan General de la Crotu que daba vía libre al derribo del ala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos